COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ericsson ha revisado al alza sus objetivos de ventas netas para 2020 gracias al impulso de su división de Redes, porque el fabricante piensa que su estrategia de recuperación a largo plazo está dando resultados positivos.

En una declaración anterior al Capital Markets Day 2018 de la firma, Ericsson explica que durante los últimos siete trimestres ha trabajado en la simplificación y estabilización del negocio, lo que incluía frenar la reducción del volumen de negocios, y así ha alcanzado un “sólido fundamento para la estabilidad y la rentabilidad”.

La mejora se hizo evidente hace tan solo unas semanas cuando se registraron beneficios en el tercer trimestre, impulsados por las reducciones en los costes y las ventas de productos relacionados con la 5G en América del Norte.

Borje Ekholm, consejero delegado de la empresa, afirma que “en consonancia con la evolución de la industria hacia la 5G y la Internet de las Cosas, nos preparamos para dar un próximo paso que nos permita generar crecimiento rentable de manera selectiva y disciplinada”.

En cuanto a los propósitos para el 2020, Ericsson afirma que sus ambiciones en ventas netas se han incrementado en un abanico que se sitúa entre los 210.000 y los 220.000 millones de coronas suecas (entre 20.500 y 21.500 millones de euros), frente a un objetivo previo de 190.000-200.000 millones de coronas suecas (aproximadamente 18.492-19.466 millones de euros). Su objetivo de margen operativo se queda en el 10%, si bien aspira a incrementarlo al 12% en el 2022.

Crecimiento en Redes

El grueso de las ventas netas provendrá de la división de Redes. Los objetivos de dicho segmento han pasado de 128.000-134.000 millones de coronas suecas (12.458-13.043 millones de euros) a una estimacion actual de 141.000-145.000 millones (13.725-14.114 millones de euros). Ericsson cuenta con que las mejoras en lo que atañe a las divisas generarán 5.000 millones de coronas suecas (unos 490 millones de euros) y manifiesta su propósito de conservar la división Red Bee Media, que podría aportar 2.000 millones de coronas suecas (casi 200 millones de euros).

Ericsson explica que ha incrementado las inversiones en I+D tecnológica para Redes y que espera que ello le sirva para mantener su posición privilegiada en materia de costes.

Ha declarado que “se espera que el crecimiento provenga de un mercado más fuerte, de ganancias selectivas en la cuota de mercado y de la expansión continuada de la cartera de productos a mercados adyacentes”.

El fabricante, que espera a ver nuevas y cuantiosas ganancias fruto del gasto de las operadoras en equipamiento y servicios 5G, afirma que “la inversión en pruebas de 5G continuará” en 2019 con el fin de seguir promocionando dicho segmento.

Su objetivo de margen operativo para Redes en 2020 se mantiene en el 15-17%.

Otras divisiones

La firma ha elevado su objetivo de margen operativo para el segmento Managed Services (Servicios Gestionados) a 5-8% (anteriormente se estimaba en 4-6%) y quiere “incrementar todavía más la rentabilidad mediante inversiones en automatización e inteligencia artificial”.

Ericsson explica que seguirá efectuando reducciones de costes y mejoras en la eficiencia de Digital Services, con la finalidad de alcanzar un margen operativo de un solo dígito. Su mayor prioridad es la “vuelta a la rentabilidad”.

Su estrategia para las divisiones Emerging Business (Negocios Emergentes) y Other Focus (Otros Intereses) consiste en obtener nuevos ingresos “mediante un desarrollo rápido y disciplinado de innovación en 5G e Internet de las Cosas”, y no renuncia a alcanzar un nuevo umbral de rentabilidad en 2020.

Con todo, podría optar por ampliar las inversiones, a la vista de “nuevas y atractivas posibilidades de negocio”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO