COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

CCS Insight pronostica que las ventas de smartphones en 2018 se incrementarán tan solo en un 0,2% hasta alcanzar los 1.950 millones de unidades, y que no es probable que mejoren antes de que los dispositivos habilitados para la 5G salgan al mercado.

La firma de análisis prevé que las ventas de smartphones disminuirán tanto en Europa occidental como en América del Norte durante dicho año, porque la demanda empieza a estancarse en todo el mundo. Entiende que el mercado europeo sufrirá una caída interanual del 7%, mientras que el de América del Norte experimentará un retroceso del 3%.

CCS Insight atribuye la ralentización a que “los nuevos smartphones apenas si ofrecen una mejora incremental respecto a los modelos ya existentes”.

Marina Koytcheva, vicepresidenta de Previsiones en CCS Insight, afirma que “la última hornada de smartphones emblemáticos no ha impresionado a los consumidores de los mercados maduros”, y añade que “las subidas de precios de los dispositivos de gama alta, que en el caso de los más recientes y punteros pueden llegar a 1.000 dólares, o 1.000 euros, no han ayudado en nada y no es extraño que los consumidores prefieran continuar con el teléfono que ya tienen”.

El impulso de la 5G.

CCS Insight pronostica que el crecimiento no se acelerará hasta, aproximadamente, el año 2021, porque en esas fechas la 5G empezará a “reactivar las ventas”. Pero los fabricantes de smartphones tendrán que armarse de paciencia “mientras aguardan la nueva oleada de modernización”, aunque se

espere que las nuevas redes 5G empiecen a funcionar en 2019.

La firma de análisis pronostica que no habrá una demanda significativa de smartphones hasta 2021 y espera un impacto positivo para 2022, año en el que podrían venderse unos 600 millones de teléfonos habilitados para la 5G.

Dichos dispositivos supondrán cerca del 30% del mercado mundial en 2022 e impulsarán las ventas hasta superar los 2.000 millones de unidades en ese mismo año.

Koytcheva añade que “la llegada de teléfonos con 5G supone un destello de esperanza para los mercados del smartphone, que ahora se hallan en una situación difícil. Dichos mercados esperan que una tecnología nueva y más veloz dará a los usuarios una razón para cambiar de teléfono.”

CCS Insight añade que la deceleración de la demanda en Europa y América del Norte durante el 2018 se verá compensada por unas mejores perspectivas en los mercados emergentes de Asia-Pacífico, India y África. Con todo, Koytcheva también advierte de que los consumidores de dichos mercados están adoptando los smartphones a un ritmo más lento de lo previsto.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO