COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A partir de un apoyo superior al 86% de los votos, Liberty Global avanzará en el proceso de compra de Cable & Wireless Communications (CWC) para cerrar la operación el 16 de mayo. El 28 de abril tendrá lugar la junta de accionistas de CWC que examinará las condiciones de la propuesta de adquisición.

En noviembre, el Consejo de Cable & Wireless Communications (CWC) anunció que llegó a un acuerdo para recomendar la venta de las acciones emitidas y que se emitirán a Liberty Global. La transacción de los títulos se valoró en US$ 5.300 millones. A su vez, el comprador asume la deuda de CWC, de unos US$ 2.700 millones; así, la operación total ronda los US$ 8.000 millones.

El fuerte de Liberty Global es el negocio de la TV por cable y la banda ancha; no así los servicios móviles. En Chile, VTR había lanzado una operación reducida sobre redes propias, que finalmente mutó a una operación virtual (MVNO) sobre las redes de Movistar. A partir de la compra de CWC, se hace de negocios en 14 mercados del Caribe y en Panamá.

La compra que hizo CWC de Columbus (Flow) por US$ 1.850 millones, concluida a fin de 2014,  reforzó la presencia del operador en el segmento de servicios fijos en el Caribe y algunos mercados de Latinoamérica –orientado al segmento corporativo– además de un negocio importante de cables submarinos que une la Cuenca del Caribe con el continente. Ese fue el principal atractivo para Liberty Global.

A principios de este año, Michael Fries, CEO de Liberty Global, aseguró que la mirada sobre los negocios de la empresa es a un plazo de entre cinco y diez años, no solo en el corto plazo. En ese sentido, agregó que Liberty tiene en mente nuevas adquisiciones, tanto en Latinoamérica como en Europa.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO