COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Poca gente lo sabe, pero muchos de los mapas de Brasil que son utilizados hoy día en aplicaciones móviles en smartphones han sido construidos con la ayuda de Oi. Debido a su presencia nacional y decenas de millones de clientes residenciales y corporativos, la operadora se ha hecho a lo largo de los últimos años uno de los principales proveedores de datos para el enriquecimiento de mapas digitales.

La empresa contabiliza actualmente 32 millones de “geocodes”, como se llaman cada conjuntocompuesto por latitud, longitud y dirección. Este número está creciendo continuamente a causa del trabajo de los técnicos de la compañía, que registran esos datos en cada visita de instalación o mantenimiento. Un año atrás eran 24 millones de geocodes.

En cada uno de los geocode se superponen otras 16 capas de información, como por ejemplo el sentido de la calle, el tipo de establecimiento (residencial o comercial), si es una zona de riesgo o no, etc. Hay, aún, 12 millones de puntos de interés identificados (supermercados, farmacias, panaderías, centros comerciales, etc.). Todos los grandes proveedores de mapas digitales compran datos de Oi para enriquecer sus productos. Los geocodes se convirtieron en un activo para la compañía.

Insights

Más allá de los geocodes, Oi ha construido una plataforma de big data para ofrecer ideas para gobiernos y clientes corporativos basados ​​en los datos de circulación de personas. La operadora monitorea el movimiento por el espacio urbano de los 9 millones de usuarios de la App OiWi-Fi (Android, iOS) y cruza con datos demográficos y de renta de su sistema de CRM.

Con eso, consigue crear mapas de calor identificando puntos en una ciudad con mayor movimiento de personas y agregar filtros por edad, clase social, etc. Esto puede apoyar, por ejemplo, la expansión de una red minorista que necesita decidir en qué puntos de una ciudad abrirá nuevas oficinas o tiendas. También puede ayudar a los órganos municipales de transporte a gestionar mejor los modales de transporte público, sobre la base de los datos sobre el desplazamiento de la población a lo largo del día. Las gestiones de turismo, a su vez, podrían estimar con más precisión la cantidad y el origen de visitantes a un determinado punto turístico de la ciudad. Obviamente, los datos son tratados de forma colectiva y anónima, nunca siendo individualizados.

Análisis

Cualquier aplicación con millones de usuarios y con autorización para captura de datos del GPS es capaz de monitorear el desplazamiento de masas de personas sobre el espacio urbano. Es el caso del Moovit, de Waze, de Uber … Sin embargo, los operadores tienen como ventaja el cruce con datos de su CRM. Estas empresas saben si el cliente es pre o post-pago, cuántas líneas telefónicas tienen en su nombre y cuánto gasta por mes con telecomunicaciones. También saben si el consumidor es cliente de otros servicios, como televisión por cable y banda ancha. Son datos relevantes para establecer el perfil económico del usuario, lo que es una información valiosa si cruzada con el movimiento de las personas por las calles de la ciudad.

Fuente: TELETELA

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY