COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A lo largo de los últimos años hemos visto cómo la tecnología de deepfakes ha ido mejorando. Todavía queda un poco para conseguir resultados indetectables para el ojo entrenado, pero Disney Research parece haber dado un pasito adelante en su última investigación.

Los resultados obtenidos por Disney Research y ETH Zürich no solo son realistas, sino que tienen una “alta resolución”. No están en 4K u 8K, pero sí en 1.024 x 1.024 píxeles. Puede parecer poco, sobre todo si partimos de la base de que en móviles tenemos sensores de 108 y 64 megapíxeles, pero según apuntan los investigadores, las alternativas open source disponibles (como DeepFakeLab) hasta el momento producen vídeos de 256 x 256 píxeles, por lo que estamos hablando de una resolución sensiblemente mayor.

Las deepfakes y la crisis de la verdad en Internet

Deepfakes, la nueva amenaza tecnológica imposible de solucionar

La IA sigue sin entender nada de lo que lee y dice

Potencial para el cine

Que Disney desarrolle e investigue esta tecnología tiene un motivo, y es que tiene un tremendo potencial para el cine. Los actores y actrices envejecen y fallecen, por lo que hacer películas en los que tengan que aparece más jóvenes o, directamente, aparecer, puede ser complicado.

Por lo general, se suelen aplicar efectos especiales para recrear la cara de estos actores sobre la de un modelo, como se hizo con Carrie Fisher y Peter Cushing (Leia y Gran Moff Tarkin) en ‘Rogue One’ , pero es una tecnología cara y lenta. Sin ir más lejos, los investigadores señalan que puede llevar meses crear apenas unos cuantos segundos de vídeo. Sobre el precio, se estima que recrear al Will Smith joven de ‘Gemini’ costó entre medio millón y un millón de dólares más 100.000 dólares por escena.

Comparativa Con Otras TecnologiasResultados del modelo de Disney comparados con otras tecnologías de face-swapping.

Los resultados, si bien son bastante buenos y creíbles, requieren mucho tiempo porque los modelos de tienen que animar manualmente. Con una tecnología como esta, este proceso se haría de forma automática. Además, el modelo de Disney Research es capaz de adaptar la luz y el contraste de la cara superpuesta en función de la escena para que de la sensación de que el actor, efectivamente, está ahí. Además, aseguran que los pares de caras son intercambiables entre sí.

Afirman que su modelo sería capaz de evitar el “valle inquietante”, aunque para eso son conscientes de que se deben mejorar los resultados cuando el modelo y la fuente (la cara del actor) han sido grabados en condiciones de luz demasiado diferentes. Paso a paso, los deepfakes llegarán a Hollywood cuando menos lo pensemos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO