COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La empresa estadounidense Amazon está ansiosa por poder llevar los pedidos a sus clientes a través de drones. Si bien están realizando pruebas a nivel global con los prototipos de sus aviones no tripulados, enmarcados en su proyecto Prime Air, el tema clave son las regulaciones de los diversos países que impiden el vuelo de estos dispositivos por sus cielos.

Actualmente, la compañía está trabajando en el prototipo de un “dron cartero” que volará fuera del alcance de la vista, alrededor de objetos y en muy diversas ubicaciones. Por eso planean utilizar una tecnología que permita detectar y esquipar obstáculos.

La duda está en qué pasará con las restricciones para volar drones que existe en gran parte de las ciudades en la actualidad. A esto se refirió Cassidy, quien está a cargo de este proyecto. El directivo señaló a El País que “cuando decidamos que el momento ha llegado y que ya tenemos el vehículo de entrega que queremos, los implicaremos –refiriéndose a los reguladores-. Es muy importante que los incluyamos en el proceso”.

Además, afirma que para autorizar un dron la legislación pide un determinado nivel de seguridad de ciertas pautas. “Con tal de que lo demuestres, conseguirás que se aprueben tus operaciones. Esa es dirección hacia la que se dirige la regulación, hacia lo flexible y lo pragmático”, agregó.

No todos los países son iguales en el tema de restricciones ni tampoco en lo que se refiere a la flexibilización. Un caso puntual es el de EE.UU. En este país Amazon viene peleando durante mucho tiempo las aprobaciones para sus drones. Recientemente se concretó la primera fase de las guías destinadas a la regulación. Pero aún queda un largo trecho por avanzar.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO