COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por tercer año consecutivo Holanda fue calificado como el mejor país para conducir al obtener 7.90 en una escala del 1 al 10, donde 10 representa una satisfacción total. Mientras que Filipinas fue el país peor calificado por su 3.02 de calificación.

Los datos surgen del Índice Global de Satisfacción del Conductor, realizado por Waze, app de navegación móvil.

En Latinoamérica, Colombia se encuentra entre los peores países para conducir considerando el tiempo que las personas demoran desde sus casas al trabajo y viceversa habiendo obtenido un resultado menor a 1. Esto quiere decir que junto a países como El Salvador, Perú, Panamá, Guatemala, entre otros reportaron los peores resultados y dificultad para poder llegar de la casa al trabajo. En cuanto a seguridad vial, en la región, Argentina reportó el puntaje más alto con 9.67, así como en servicios para los conductores donde obtuvo el segundo lugar con 7.80.

A nivel mundial, los países europeos como Holanda (7.90), Francia (7.85), República Checa (7.49) y Bélgica (7.41) reportaron los mejores resultados en el índice, así como Estados Unidos (7.55). Por lo contrario, Filipinas (3.02), República Dominicana (3.35), El Salvador (3.56), Indonesia (3.71) y Rusia con 3.78 obtuvieron los peores resultados.

En cuanto al estado de las vías y carreteras solo Emiratos Árabes Unidos alcanzó un nivel máximo de satisfacción (10), siguiéndole Portugal (9.85), España (9.63), Holanda (9.05) e Israel (7.96). Mientras que en América Latina, Venezuela obtuvo uno de los peores resultados en cuanto a estado de vías (1).

En general, los índices de transporte se enfocan solamente en cuantificar el tiempo en que los conductores pasan en tráfico; sin embargo, para tener una visión más completa del panorama, Waze tomó en cuenta seis factores: la frecuencia y gravedad del tráfico; la calidad de la infraestructura vial; la seguridad del conductor basada en la frecuencia de accidentes, y peligros en la vía, así como los servicios que tienen los conductores en el camino; la ubicación de gasolineras y disponibilidad de lugares de estacionamiento; el factor socioeconómico basado en el poder de adquisición de un automóvil, y el impacto del precio del combustible.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO