COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Apple cerró parte de su proyecto Titan y despidió a “docenas” de empleados, de acuerdo con The New York Times, citando fuentes no identificadas. Durante los últimos dos años, la compañía ha añadido recursos para automóviles de auto-conducción, pero tuvo problemas para hacer grandes progresos. En julio, Apple seleccionó a Bob Mansfield, un veterano de la empresa, para hacerse cargo.

Mansfield está cambiando el énfasis de la construcción de un coche hacia el desarrollo de una tecnología subyacente, un enfoque similar al de Google. Se estima que Apple tiene más de 1.000 empleados que trabajan en el proyecto.

De todas formas, la compañía nunca ha confirmado oficialmente que trabaja en vehículos de auto-conducción.

Google, por su parte, tropieza con sus planes de un coche autónomo. En agosto, Chris Urmson, CTO del proyecto de vehículos de auto-conducción, dejó la compañía. Había estado con la iniciativa durante más de siete años. Su salida se produce un año después de que John Krafcik, el nuevo CEO, se uniera al proyecto.

Si bien Google tuvo un papel pionero en los coches de auto-conducción, ha perdido posiciones con rivales que tienen proyectos más simples y fáciles de lograr, de acuerdo con personas familiarizadas con el proyecto. Por caso, Google no estuvo implicado cuando Singapur dio a conocer el primer taxi autónomo en agosto. En su lugar, una startup llamada nuTonomy fue el proveedor de tecnología.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO