COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En una nueva entrevista con Quartz, el fundador de Microsoft, Bill Gates, sostuvo que los robots que reemplazan a los trabajadores humanos deben incurrir en impuestos equivalentes a los impuestos sobre la renta de los trabajadores reemplazados.

Gates sostiene que estos impuestos, pagados por los propietarios o los fabricantes de un robot, se utilizarían para ayudar a financiar la readaptación laboral. Los antiguos obreros, conductores y cajeros de fábrica serían transferidos a servicios de salud, educación u otros campos donde los trabajadores humanos seguirán siendo vitales. Gates incluso sugiere que de avanzar esta idea se generaría una ralentización de la adopción de la automatización, lo cual daría más tiempo para manejar una transición más amplia.

Las ideas de Gates van en contra de la propuesta tecnológica de la automatización.

Durante décadas, la línea dominante en la automatización ha sido que los trabajadores desplazados se convierten en roles más productivos, creciendo a su vez la economía total. Sin embargo, esta tesis comenzó a mostrar fisuras, como la postura del fundador de Microsoft.

Gates se declara a favor del papel del gobierno en la gestión de los impactos de la automatización y ofrece dos argumentos en contra del libre mercado para la mano de obra robótica. En primer lugar, de acuerdo con Gates, el impacto de la robótica y la inteligencia artificial en los próximos 20 años será una versión mucho más concentrada del desplazamiento constante e incremental que fue común a lo largo del siglo XX. El mercado por sí solo no será capaz de hacer frente a la velocidad de esa transición -y, además, sugiere Gates, gran parte del potencial para poner la mano de obra libre para un mejor uso será en el sector público. En segundo lugar, y probablemente aún más importante, Gates dice que la automatización no podrá prosperar si el público se resiste.

En otras palabras, Gates cree que si la automatización no beneficia claramente a todos los miembros de la sociedad, podría generar algún tipo de movimiento que restringiría la tecnología mucho más severamente que cualquier impuesto.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO