COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(Internacional) La producción de dispositivos “wearables” (tales como anteojos, relojes y pulseras inteligentes) excederá las 19,2 millones de unidades en 2014 y triplicará las ventas del año anterior, señaló un estudio de la consultora IDC.

De acuerdo al informe, el fenómeno se incrementará para 2018, cuando el mercado se expanda hasta las 111,9 millones de unidades y la tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR, por sus siglas en inglés) llegue a 78,4%.

El documento distingue entre accesorios complejos (como la Fuel Band de Nike, el Up de Jawbone y los dispositivos Fitbit), inteligentes (los smartwatches de Qualcomm, Samsung y Sony) y “smart wearables”, como las Google Glass, aunque privilegia el rol de los primeros en la adopción de estas tecnologías.

“Los accesorios complejos han triunfado en atraer el muy necesario interés y atención a un mercado de wearables que experimentó dificultades para generar tracción”, señaló Ramón Llamas, de la división de Telefonía Móvil de IDC.

En su opinión, la atención generada por estos dispositivos inspiró a más “vendors” a entrar en la carrera y convenció a los usuarios finales de su simplicidad en términos de diseño y funcionalidad.

Finalmente, de acuerdo a una encuesta realizada a 50.000 personas en 26 países, Samsung se impuso a Apple, Sony y Google como la marca más confiable en este rubro.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO