COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A pesar de tener ARSAT “carácter preferencial” en las frecuencias de telefonía móvil, el gobierno nacional vuelve a dar que hablar con sus Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU). A través de un DNU, decidió modificar la Ley de Desarrollo de la Industria Satelital para favorecer a operadores públicos y privados con el fin de concursar y licitar frecuencias que no estaban siendo utilizadas.

Se trata de la Ley 27.078, que había sido sancionada en noviembre de 2015 y declaró de interés público el desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, las Telecomunicaciones y sus recursos asociados.

El decreto deja sin efecto la reserva preferencial de 90 MHz para ARSAT que había sido establecida en 2015 lo que le permite a ENACOM disponer de esas frecuencias.

“Ahora se van a poder ser asignadas a prestadores de internet y televisión por cable ya existentes para generar al menos un competidor más en cada zona del país”, refieren voceros del gobierno.

En realidad lo que busca el gobierno es promover la competencia en el sector incentivando el ingreso de prestadores regionales con sus propias redes al cuádruple play para competir con Claro, Movistar y Personal, las tres empresas que actualmente prestan servicios móviles en todo el país. Para bajar un poco la tensión de la noticia el gobierno afirma que si ARSAT necesita en un futuro esas frecuencias le serán devueltas directamente

El  Gobierno estableció que el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) asignará en forma directa a ARSAT “las frecuencias que requiera para el cumplimiento de sus fines”. De esta manera, el ENACOM “otorgará participación a prestadores de carácter regional o local, públicos o privados”. Esa participación, según lo dispuesto, no podrá ser menor al 20% de las frecuencias a asignarse.

El Gobierno justificó la decisión de publicar este DNU en la “urgencia que impide aguardar al trámite ordinario de sanción de las leyes”. En ese sentido, el texto añadió que “la experiencia indica que los procesos de adjudicación de este tipo de licencias o autorizaciones conllevan plazos que se prolongan en el tiempo”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO