COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Lidl, el fabricante de Cadbury, Mondelez, Mars y otras compañías sacaron publicidad de YouTube después de que el periódico Times descubriera que el sitio de videos compartía clips de niños con poca ropa junto con los anuncios de las principales marcas.

Los comentarios de cientos de pedófilos se publicaron junto con los videos, que parecían haber sido cargados por los propios niños, según una investigación del Times. Un clip de una niña preadolescente en un camisón recibió 6,5 millones de visitas.

El periódico dijo que YouTube, una unidad de la filial de Alphabet Google (GOOG), había permitido que las imágenes sexualizadas de los niños fueran fácilmente localizadas y no estuvieran a la altura de las promesas de monitorear mejor y vigilar sus servicios para proteger a los niños.

En respuesta, un portavoz de YouTube aseguró: “No debería haber ningún anuncio publicitario en este contenido y estamos trabajando urgentemente para solucionarlo”.

El minorista de descuento alemán Lidl, Diageo -el fabricante del vodka Smirnoff y el whisky Johnnie Walker- y los fabricantes de chocolate Mondelez y Mars confirmaron que habían sacado campañas publicitarias de YouTube.

“Estamos conmocionados y horrorizados al ver que nuestros anuncios han aparecido junto a ese contenido explotador e inapropiado”, dijo Mars en un comunicado. “Hemos tomado la decisión de suspender inmediatamente toda nuestra publicidad en línea en YouTube y Google a nivel mundial … Hasta que no tengamos la confianza de que existen las salvaguardas adecuadas, no anunciaremos en YouTube y Google”.

Una portavoz del brazo de Lidl en el Reino Unido dijo que era “completamente inaceptable que este contenido esté disponible para ver, y por lo tanto, está claro que las políticas estrictas que Google nos ha asegurado para abordar el contenido ofensivo son ineficaces”.

Diageo dijo que había comenzado una investigación urgente y detuvo toda la publicidad de YouTube hasta confiar en que las salvaguardas apropiadas están en su lugar. La empresa de equipos y servicios de TI HP (HPE) atribuyó el problema a una “clasificación errónea de contenido” por parte de Google y le ordenó suspender toda su publicidad a nivel mundial en YouTube.

La investigación del Times alegó que YouTube no verifica de manera proactiva las imágenes inapropiadas de los niños, sino que se basa en algoritmos de software, organizaciones no gubernamentales externas y fuerzas policiales para marcar dicho contenido.

El miércoles, YouTube anunció una ofensiva contra el contenido sexualizado o violento dirigido a las secciones “familiares” de YouTube.

Johanna Wright, vicepresidenta de administración de productos de YouTube, prometió una aplicación más estricta de sus pautas para los usuarios, eliminando anuncios inadecuados dirigidos a las familias, bloqueando los comentarios inapropiados en videos con menores y brindando más orientación para creadores de contenido apto para familias.

El fabricante alemán de artículos deportivos Adidas dijo el viernes que tomó muy en serio el tema planteado por el Times y que estaba trabajando estrechamente con Google en “todos los pasos necesarios para evitar cualquier repetición de esta situación”.

La compañía británica de telecomunicaciones BT dijo que probó manualmente las medidas de seguridad de la marca de Google 20,000 veces para verificar que funcionen, pero que era posible que “una pequeña cantidad de anuncios se filtrara y apareciera junto a contenido inapropiado o contenido con comentarios inapropiados”.

Esos avisos se eliminan inmediatamente y los editores aparecen en la lista negra, dijo.

Fuentes: Reuters

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY