Mark Zuckerberg. Fotografía: FACEBOOK
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A Facebook le está lloviendo sobre mojado. Además de pagar la multa de 5,000 millones de dólares que la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) acordó imponerle la semana pasada por violaciones a la privacidad, la compañía que preside Mark Zuckerberg reveló hoy que también fue objeto de una investigación antimonopólica por parte de la misma comisión.

Dicha indagatoria que fue ordenada durante el mes de junio, precede a la anunciada hace dos días por la División Antimonopolios del Departamento de Justicia, en la que la red social más popular del mundo comparte el banquillo de los acusados junto con Google, Amazon y Apple. ¿La causa? Básicamente la misma: prácticas que parecen destinadas a minimizar cuando no a anular a la competencia.

En un comunicado emitido poco después que la FTC hiciera oficiales las sanciones a la compañía, Facebook reconoció haber alcanzado un acuerdo con la instancia reguladora, que provee de un nuevo y comprensivo marco estructural mediante el cual se protegerá la privacidad de la gente y la información que proporcionan.

“La responsabilidad que demanda este acuerdo sobrepasa las actuales leyes de Estados Unidos y esperamos ser un modelo para la industria”, se lee en el comunicado, al que un poco más tarde le fue agregado un video en el que Mark Zuckerberg se pronuncia en el mismo sentido delante de los empleados de la compañía.

“Vamos a cambiar la manera en que operamos en toda la empresa: de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba”, aseguró Zuckerberg en la reunión que sostuvo con sus subalternos. “Si no lo hacemos, entonces todos seremos responsables de ello”.

El gigante de Menlo Park aseguró que la investigación concerniente a la violaciones a la privacidad inició poco después del affaire Cambridge Analytica ocurrido el año pasado. “El manejo que hicimos de este asunto representó una grieta en la confianza entre Facebook y el público que depende de nosotros para proteger sus datos. Este acuerdo no es solamente acerca de los reguladores, sino de reconstruir la confianza de la gente”.

Más allá del mea culpa y sus buenas intenciones, la nueva revelación de que la FTC realizó también una investigación en torno a prácticas monopólicas, aunada a la que recién anunció el Departamento de Justicia, complican aun más el panorama para Facebook, que el mes pasado también abrió un nuevo frente al anunciar la creación de la criptomoneda Libra, una iniciativa que está apoyada por al menos 27 empresas más, pero que no ha sido vista con buenos ojos por el establishment.

Una de las partes del acuerdo entre Facebook y la FTC consistiría en la creación de una nueva instancia de seguridad, a lo cual la compañía se comprometió al anunciar la creación de un consejo de vigilancia, el cual estaría formado por un grupo de altos ejecutivos que habrán de reunirse cada trimestre con la única misión de cerciorarse que se están cumpliendo los compromisos contraídos.

“Estos esfuerzos ocurrirán bajo el ojo vigilante de la FTC y el Departamento de Justicia. La solicitud que nos fue hecha impone un determinado número de informes requeridos por la comisión, con los cuales aseguramos que tanto la FTC como el DJ tengan claras líneas de visión en cualquier punto relacionado a qué tan efectivamente estamos cumpliendo con nuestras responsabilidades”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO