COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Marketing Cuántico nace con la consigna de compartir conocimiento sobre diferentes temáticas, sobretodo las relacionadas con el marketing, la gestión de negocios, el emprendimiento y temas de relevancia económica coyuntural.
El marketing cuántico no ofrece ningún medio de promoción ultramoderno que funcione bien para dos o tres empresas. Es esencial entender que es el primer intento de comprender todos los medios de promoción y darse cuenta de cuándo funcionan y cuándo no. La conjetura cardinal del marketing cuántico es que existen patrones que no están conectados a nociones cómo la “creatividad” o incluso el “posicionamiento”, sin embargo, se consideran como los que definen el éxito de las campañas de marketing. De este modo, la lógica general del Marketing Cuántico ofrece una mirada más amplia.

Ver más: El Corte Inglés avanza fuerte al mundo de las finanzas

¿Porqué Marketing Cuántico?

Marketing Cuántico viene de la unión del concepto marketing con la teoría cuántica, uno de los pilares de la física moderna y que busca dar explicación a procesos que se encontraban en conflicto con las teorías de la física clásica. Su marco de aplicación es a nivel sub-atómico y es netamente probabilista. A diferencia de lo que ocurre en la física clásica, en la teoría cuántica la probabilidad posee un valor objetivo esencial, y no se halla supeditada al estado de conocimiento del sujeto.
Entonces, sobre los postulados de la teoría cuántica se hacen las siguientes analogías:
Marketing Cuántico entiende que estás analogías describen perfectamente el marco de acción de todo profesional dedicado al mundo de los negocios y el emprendimiento personal.
Para Josep Alet, profesor de diversas escuelas de negocios, expresidente de la Asociación de Agencias de Marketing Directo e Interactivo y autor de Poder cuántico para ganar más en los negocios, “La gestión cuántica, como su correlato en el marketing, no es sino la traslación de las leyes de la mecánica cuántica a un ámbito social como el de los negocios, donde la realidad es cada día más compleja y donde solo sistemas de análisis complejos que superan la lógica binaria como los de la física de las partículas pueden aprehender mejor esa complejidad.”

Ver más: OCDE fracasa en sus negociaciones para una tasa digital internacional

“Tanto el management como especialmente el marketing han ido abandonando la racionalidad y adentrándose en el ámbito relacional y entendiendo que muchas de las decisiones que tomamos habitualmente son irracionales y que argumentar mejor que los demás no nos garantiza tener más éxito. El marketing cuántico nos da las herramientas para entender esta nueva realidad que se fundamenta más en las relaciones que en el individuo en sí, para movernos en la actual indefinición, sin evidencias claras; para anticiparnos a ese pequeño detalle que puede definir un acción en un momento determinado, pero que en otro momento será otro; para saber cómo analizar el big data…”, explica Alet.

El reto es elaborar campañas que den respuesta efectiva a las necesidades de cada cliente en cada momento mediante un modelo ya definido por Zohar donde conceptos como la relación sustituye a la transacción, el ecosistema al sector y donde el consumidor o el comprador se convierten, respectivamente, en prosumidor (productor y consumidor al mismo tiempo del producto o servicio) y en cocreador (comprador y creador).

En esta misma línea, la concepción de la empresa y la estrategia empresarial parten desde esta óptica de una visión holística, donde el todo es más que la suma de las partes y las dinámicas internas son las que acaban definiendo y enriqueciendo la compañía.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO