COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Mastercard y Edenred anunciaron el lanzamiento de una prueba con tecnología biométrica de vanguardia en México, la primera para la región de América Latina y el Caribe. La tarjeta cuenta con un sensor de huellas dactilares integrado que proporciona una capa adicional de seguridad para verificar de forma cómoda y segura la identidad del titular de la tarjeta para las compras físicas. El objetivo del ensayo es demostrar el beneficio potencial de esta tecnología para la dispersión de beneficios sociales.

“La administración del estado de Sonora está comprometida con la innovación tecnológica y la introducción de la tarjeta biométrica para programas de beneficios sociales. Nuestros beneficiarios experimentarán una mayor seguridad al recibir y utilizar sus beneficios, ya que la identidad del titular estará protegida y solo el propietario de la tarjeta podrá usarla”, dijo Manuel Puebla, Secretaria de Desarrollo Social de Sonora en Sonora (SEDESSON).

La función biométrica se puede utilizar con cualquier producto de tarjeta Mastercard (crédito, débito, prepago) y proporciona una solución innovadora y escalable que funciona en todas los terminales de chip Mastercard. Con la capacidad de autenticarse usando su huella digital, los titulares de las tarjetas pueden sentirse seguros y confiados al usar sus tarjetas, sin la preocupación de olvidar o ingresar incorrectamente su PIN. Y para los administradores de programas de beneficios sociales, esta tecnología proporciona una manera fácil de otorgar un comprobante de identidad y ayuda a garantizar que los destinatarios utilicen los fondos.

“Esta prueba permite que Mastercard y Edenred implementen nuevas tecnologías y apoyen la inclusión financiera en asociación con la Secretaria de Desarrollo de Sonora (SEDESSON). Al simplificar una transacción de compra típica, podemos demostrar que esta tecnología funciona para el beneficio de las personas que más la necesitan y garantizar que el beneficio dispersado se reciba de manera segura”, explicó Jorge Noguera, presidente de México y Centroamérica, Mastercard.

En los pilotos de tarjeta biométrica realizados por Mastercard en 2018, se observaron los siguientes resultados:

  • 81% de las personas dijeron que usar una tarjeta biométrica era más conveniente que ingresar un PIN
  • 90% de las personas sintieron que la tarjeta biométrica era más segura que las tarjetas con chip normal

La tarjeta funciona con terminales de tarjetas EMV existentes a nivel mundial, lo que ayuda a los comerciantes a mejorar la experiencia de compra para los clientes sin necesidad de nuevas actualizaciones de hardware o software. Los emisores pueden aprovechar los datos de concordancia biométrica para aumentar sus tasas de aprobación y ayudar a reducir los costos de servicio al cliente y el fraude de tarjeta presente. Los proveedores de programas de beneficios sociales pueden obtener una mejor perspectiva del gasto de los usuarios y mostrar su compromiso con la tecnología y la innovación.

“Estamos muy contentos de ser pioneros en esta tecnología biométrica con Mastercard en México. Esta prueba proporciona oportunidades significativas en seguridad y prueba de identidad para el usuario con la forma única de identificación, la huella digital. Además, esta tecnología reducirá el uso de pagos en efectivo, mejorará la experiencia del usuario y ayudará con la asignación de fondos, especialmente dentro de los programas sociales”, dijo Andrea Keller, CEO de Edenred México.

¿Cómo funciona?

Los titulares de tarjetas inscriben una imagen de su huella digital en la tarjeta simplemente al registrarse en su institución financiera. Al registrarse, su huella digital se convierte en una plantilla digital cifrada que se almacena en la tarjeta. La tarjeta ahora está lista para ser utilizada en cualquier terminal de tarjeta EMV a nivel mundial. Al comprar y pagar en la tienda, la tarjeta biométrica funciona como cualquier otra tarjeta con chip. El titular de la tarjeta simplemente inserta la tarjeta en el terminal de un minorista mientras coloca el dedo sobre el sensor integrado. La huella digital se verifica contra la plantilla y, si los datos biométricos coinciden, la transacción se aprueba, y la tarjeta nunca abandona la mano del consumidor. Los datos biométricos del consumidor nunca se comparten con el comerciante o el emisor.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO