COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

México, junto a Colombia, tendrá mayores expectativas de crecimiento en este año que en la región, donde la adopción y uso surgen -en gran medida- de la unión entre ejecutivos con enfoque hacia la tecnología (especialistas de TI) y los encargados de conseguir los objetivos de negocio (también conocidos como Line of Business), de acuerdo con encuestas realizadas en la región por IDC.

Entre los hallazgos para México, la investigación encontró que si bien el principal impulsor para la implementación del Internet de las Cosas dentro de las empresas, siguen siendo los especialistas en Tecnologías de la Información (con el 49%), los gerentes de área se están involucrando cada vez más (con un 24%), los ejemplos más palpables en el país corresponden a ejecutivos responsables de finanzas y marketing.

División por sectores

La inversión en Internet de las Cosas (IoT) para el segmento doméstico, corporativo y gobierno durante 2015 en México se dividió de la siguiente manera:

Segmento IoT doméstico: Se espera para 2016, una inversión de US$ 223 millones, uniéndose a otros dispositivos usados en el hogar previamente existentes al ecosistema IoT, como computadoras, smartphones, pulseras que miden actividad física, entre otros. De esta forma, artículos conectados con fines de monitoreo y entretenimiento de uso residencial, serán el mayor rubro en IoT doméstico, seguido de US$ 75 millones destinados a vehículos inteligentes, y US$ 18 millones en dispositivos para la salud.

IoT Corporativo: se dividió en Usos de Industria con US$ 534 millones (donde manufactura sobresale); empresas de logística con US$ 328 millones; empresas minoristas (retail) con US$ 71 millones, entre los principales. Cabe destacar que la inversión de IoT en corporativo es de las más fuertes cuando se le compara contra la perspectiva de IoT doméstico y de Gobierno.

IoT gobierno: Se considera será la menor de las inversiones en IoT, donde US$ 154 millones se esperan en concepto de ciudades inteligentes; US$ 65 millones en soluciones en energía (Smart grid) y US$ 9,8 millones en transporte público. Estas inversiones involucran la utilización de dispositivos para medir suministros y servicios como agua, electricidad, gas, en búsqueda de datos más eficientes en tiempo real para la realización de ajustes en el servicio. En cuanto a Smart Grid se piensa habrá avances específicamente en alumbrado público.

El principal segmento vertical de la industria que está adoptando el modelo IoT es Manufactura, pero transporte, consumo y gobierno también tienen un nivel de participación importante. Entre los 10 principales casos de uso en México se encuentran:

  1. Operaciones de manufactura (Manufactura)
  2. Monitoreo de fletes (Transporte)
  3. Administración de flotas/activos (Transporte)
  4. Seguridad/Monitoreo del hogar (Consumo)
  5. Edificios inteligentes (Todas las industrias)
  6. Administración de activos de producción (Manufactura)
  7. Seguridad Pública y Respuesta a Emergencias (Gobierno)
  8. Smart Grid (Servicios Públicos)
  9. Vehículos conectados (Manufactura)
  10. Monitoreo Ambiental (Gobierno)

Para 2016 se espera un crecimiento sostenido de 13% anual en la adopción de Internet de las Cosas. Para este año, se espera que el gasto en módulos de IoT y sensores sea de US$ 404 millones, lo que representa un crecimiento de 10% en comparación con el año anterior.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO