COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

México tiene un grave problema que resolver relacionado con la falta de competitividad en los sistemas de pago con tarjetas, y eso tiene causas muy bien definidas.

La Comisión federal de Competencia Económca (Cofece) determinó que en México no hay condiciones de competencia en la red de pagos con tarjeta.

“La existencia de una sola red de pagos, Prosa y E-Global, propiedad de los principales grupos financieros que operan en el país, aplica reglas que imposibilitan la coexistencia de otras redes de pago con menores cuotas, mejores servicios y mayor seguridad en las transacciones”, señala la Cofece.

Ver más: La revolución de Open Banking

Ante este escenario, el organismo explicó que la falta de competencia ha provocado cuotas elevadas que inhiben la bancarización de los comercios que podrían aceptar pagos con tarjeta en territorio nacional.

El dictamen de la autoridad, además de exponer los problemas de esta concentración, propone desincorporar el 51% de las acciones de Porsa e E-Global, por ser las cámaras que procesan las transacciones en México.

“En esta red participan bancos que emiten las tarjetas y/o afilian comercios; los titulares de marca de la tarjeta (Visa y MasterCard) y las cámaras de compensación que procesan la transacción, que en México son E-Global y Prosa. La falta de condiciones de competencia en los servicios que ofrece esta red afecta a los consumidores y a los comercios, frenando la bancarización y la inclusión financiera”.

Citibanamex, BBVA, HSBC y Santander los copropietarios de las cámaras de compensación que se encargan de procesar las operaciones en la red de pagos, lo que les permite contar con información que otros bancos no tienen e instrumentar esquemas comerciales que les dan ventajas respecto a sus competidores.

Ver más: Accendo Banco se une a fintech para ofrecer transferencias internacionales

“La copropiedad de los bancos accionistas en las cámaras de compensación les da acceso a información de otros participantes, lo que constituye una ventaja indebida pues pueden anticiparse y contrarrestar las estrategias de negocio de sus competidores. Así, los bancos accionistas utilizan a las cámaras de compensación para operar estrategias comerciales (por ejemplo, compras a meses sin intereses) que tendrían que realizar su área comercial y no la cámara de compensación”, añadió.

“En la siguiente etapa de este proceso, los agentes económicos interesados podrán presentar las manifestaciones y alegatos que consideren pertinentes, a fin de que el Pleno de la Comisión emita la resolución final del caso”, dijo el organismo.

Otro de los problemas encontrados por la autoridad encargada de la competencia en el país es la falta de seguridad, tecnología e innovación de los servicios, que a su vez se traduce en frecuentes interrupciones en la red de pagos que impiden la realización de transacciones y generan pérdidas en ventas para los comercios.

El regulador también solicitó al Banco de México (Banxico) y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) eliminar los obstáculos regulatorios detectados, y emitir una regulación que asegure la competencia.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO