COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

De acuerdo a diversos medios y consultoras, México es uno de los países más ciberatacados a nivel mundial, llegando a tener cifras de consternación: 7 millones de ataques diariamente a través de internet. Es decir que en este momento, están ocurriendo casi cinco mil ataques en nuestro país.

De los últimos casos de incidentes de seguridad y brechas de datos que se han presentado en México, hay empresas de múltiples sectores, tanto iniciativa privada como oficinas de Gobierno. Además de enormes pérdidas económicas, también hay otros tipos de afectaciones, que si bien no son fácilmente cuantificables, es un hecho que dañan directamente a las empresas en su reputación, su operación y pérdida de información valiosa.

“Es importante que los CISOs (Chief Information Security Officer) consideren un enfoque de riesgos que los ayude a identificar de manera más rápida dónde realmente están las brechas y dónde se puede generar un incidente. Hay muchas estrategias que se pueden implementar a través de un análisis de riesgos, pero que no sea solamente técnico, sino que también toque temas de procesos de negocio, es como se podrá tener un panorama completo en materia de ciberseguridad”, explica Javier Luna, Director de Ingeniería y Preventa de Optimiti Network.

Dentro del enorme margen de operación que tienen los atacantes, hay diversas plataformas y puntos débiles que se deben cubrir con especial énfasis, ya que es sumamente complicado cubrir el 100% de los blancos donde un ciberdelincuente puede realizar sus acciones.

“Otro de los vectores importantes son las cuentas privilegiadas, Verizon en su estudio de este año destaca que en la mayoría de los casos de brechas  de datos de incidentes de seguridad, la escalación de privilegios o el abuso de cuentas privilegiadas ocupó un 80% de los ataques registrados, entonces mantener las cuentas privilegiadas con un nivel de seguridad adecuado es uno de los principales desafíos para las empresas”, asevera Luna.

Atención con la nube.

De acuerdo con Gartner la industria mexicana invertirá 5,831 millones de dólares en tecnologías de la información y contratación de servicios en la nube, en cualquiera de sus versiones: pública, privada o híbrida. Esto representa un nuevo y atractivo blanco para los atacantes ,ya que esta tecnología aún se encuentra en una fase inmadura en cuanto al cuidado de la información que opera y resguarda diariamente.

“Uno de los proyectos es la implementación de CASB (Cloud Access Security Broker), los atacantes están volteando a la nube y es un medio que típicamente no cuenta con alguna postura de seguridad adecuada, por ello en los siguientes años debemos trabajar muy fuerte en este aspecto para disminuir notablemente los riesgos en la nube”, informa el ejecutivo.

Javier Luna explica: “No somos un distribuidor, nos gusta ofrecer valor a través de la implementación de servicios de consultoría, donde mucho tiene que ver en cómo ayudamos a nuestros clientes y futuros clientes a gestionar de la mejor manera su apetito de riesgo, ayudándolo a identificar dónde están los riesgos que pudieran tener un mayor impacto, así como colaborando con la implementación de estrategias de tratamiento de los mismos”.

La empresa ubicada en el sur de la Ciudad de México, no trabaja sola, tiene una política de alianzas con vendors que se estén caracterizando por ofrecer servicios con una visión fresca de cómo enfrentar los ciberataques de una manera rápida, eficiente y oportuna. Javier Luna, concluye: “tenemos alianzas con +15 vendors diferentes, que ofrecen soluciones especializadas e innovadoras, sabemos que no es un portafolio muy amplio, pero sí es muy completo gracias al pensamiento out of the box que ofrecemos en conjunto con nuestros partners”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO