COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Microsoft confirmó que apoya el nuevo marco regulatorio para la transferencia de información definido entre la Unión Europea y los Estados Unidos, iniciativa que la convierte en la primera compañía estadounidense tecnológica que adhiere a esta nueva alianza de protección de privacidad de los usuarios europeos.

A partir de ahora, a la empresa de Redmond le permitirán realizar transferencias de datos personales de sus clientes europeos a sus servidores en EE.UU., mientras que, por su parte, Microsoft tendrá que ser sometida a los supervisores de privacidad europeos cuando haya alguna disputa legal relacionada con los derechos de privacidad de los usuarios del Viejo Continente.

Esta nueva ley de protección de datos, denominada Privacy Shield, es el nuevo marco legal para el intercambio de datos comerciales que se presentó a principios de este año. Surgió de una reforma de las anteriores normas de protección de datos de la UE, y se aplica a todas las empresas que prestan servicios en el mercado de Estados Unidos. También se negoció el Acuerdo Paraguas con dicho país, garantizando altos niveles de protección para el tráfico de datos través del Atlántico, y se logró un marco renovado para el intercambio de datos comerciales entre ambas regiones.

En cuanto a la adhesión de Microsoft a esta normativa, John Frank, Vicepresidente de Asuntos Gubernamentales de la UE, dijo que es un triunfo y que será la primera pieza para el nuevo marco comunitario para la transmisión de datos entre ambos lados del Océano Atlántico. Se espera que otras empresas del sector tomen la misma decisión que Microsoft.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO