COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Minsait Payments, la filial de medios de pago de Minsait, una compañía de Indra, facilita el pago ágil y seguro de apoyos económicos a grupos vulnerables a través de una solución que combina el uso de una tarjeta prepago virtual y una digital, eliminado la necesidad de acudir a las sucursales bancarias para recibir el dinero y coadyuva a disminuir el uso del efectivo en los comercios.

La actual pandemia provocada por el COVID-19 está obligando a países de todo el mundo a reconsiderar los canales empleados para hacer llegar los apoyos de una forma rápida y eficaz a los sectores más afectados, como son personas en riesgo de pobreza y exclusión social. Uno de los objetivos es eliminar la dependencia del efectivo, toda vez que el uso de este medio de pago es desaconsejado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), e impulsar iniciativas relacionadas con los pagos electrónicos.

Millones podrán recibir ayuda económica a través de billeteras digitales

Promueven las billeteras digitales para evitar el uso de efectivo

Coronavirus: consejos para no usar efectivo

La solución de Minsait Payments se basa en un proceso totalmente digital, que reduce de principio a fin el riesgo de contagio del virus y permite a los destinatarios de las prestaciones darse alta de forma muy sencilla y en escasos minutos desde su móvil para disponer de forma inmediata de los apoyos.

Desde ese momento, los usuarios pueden acceder a las prestaciones económicas y realizar pagos contactless en los comercios físicos a través de NFC y código QR o mediante tarjeta de prepago virtual en Internet. También posibilita el envío de dinero entre personas utilizando el número de teléfono o correo electrónico.

La versatilidad de la tarjeta prepago la convierte en el instrumento de pago electrónico más apropiado para canalizar las ayudas económicas. La solución de Minsait Payments, no solo facilita la distribución ágil y uso de las ayudas sociales aprobadas por los gobiernos en condiciones de mayor seguridad, sino que también permite mejorar el control del consumo al garantizar, en algunos casos, que la ayuda se emplea realmente para el fin que fue concedido, es decir, para la compra de alimentos y bienes de primera necesidad.

Inclusión financiera

Otra aportación a destacar es la inclusión y educación financiera. La tarjeta prepago es la vía más efectiva para iniciar a la población en la bancarización y mejorar, con ello, la calidad de vida y las oportunidades de las personas a través del acceso a productos y servicios financieros.

Más del 30% de la población adulta del planeta no está bancarizada, es decir, carece de cuenta en un banco, según la tercera versión del informe Global Findex realizado por el Banco Mundial y publicado en 2019 con datos de 2017. En Latinoamérica, este porcentaje se eleva al 45,6%, lo que significa que unos 207 millones de personas en esta geografía se encuentran sin acceso al sistema financiero. En el caso de México, de acuerdo con el IX Informe de Tendencias de Medios de Pago de Minsait Payments, solo 36.9% de la población del país está bancarizada.

La nueva propuesta de Minsait de digitalización del medio de pago y de rápida implementación en el actual contexto de urgencia actual se complementa con la emisión de las tarjetas prepago físicas, para los casos de aquellas personas no bancarizadas que carezcan de teléfono móvil.

La canalización de apoyos de forma rápida por medio de tarjetas prepago permite afrontar escenarios de drástica ralentización de la economía, como el actual, requiriendo una estrecha colaboración entre entidades financieras, instituciones y organismos públicos, así como con los procesadores tecnológicos que dispongan de esta tecnología ya desarrollada e integrada en sus soluciones para su implementación en tiempo récord.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO