OLYMPUS DIGITAL CAMERA
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Instituto SETI la captó a través del Telescopio Allen Array – de alta tecnología- ubicado en Carolina del Norte, USA

 

Una poderosa señal fue detectada proveniente de una estrella vecina similar al sol (la HD 164595) y ahora los astrónomos están tratando de ver de qué se trata.

En mayo de 2015, investigadores usando un radiotelescopio en Rusia detectaron una señal candidata a SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence – Buscadores de Inteligencia Extraterrestre) que parecía provenir de la HD 164595, una estrella que se encuentra a 94 años luz de la Tierra.

Los astrónomos no han publicado todavía un estudio acerca de su detección. Ellos planean discutirlo el mes que viene en el 67ª Congreso Internacional de Astronáutica (IAC) en Guadalajara, México, de acuerdo con Centauri Dreams de Paul Gilster. La HD 164595, se sabe que hospeda a un planeta – parecido a Neptuno- que es una masa que orbita muy cerca de la estrella como para sustentar la vida tal como la conocemos.

Los científicos que realizaron la detección consideran que la señal es lo suficientemente fuerte, y que no se puede tomar solo como ruido aleatorio. “La señal es consistente con una señal que podría irradiar una civilización extraterrestre, y si efectivamente son alienígenas los que la enviaron, ellos son sin duda mucho más avanzaos que nosotros” dijo

– astrónomo del Instituto SETI en Mountain View, California, USA.

“Basándonos en las características de la señal recibida, los alienígenas debieron generar una señal de alrededor de 100 billones de billones de watts de energía para dispersarla en todas direcciones y tendrían que producir además, más de un trillón de watts si quisieran emitirla solamente a la Tierra por alguna razón,” continuó Shostak, “El primer número es cientos de veces más que toda la luz solar que cae sobre la Tierra”, dijo, “esa es una suma muy grande de energía.”

El Instituto SETI enfocó el Telescopio Allen Array (ATA) hacia la estrella HD 164595 durante dos noches seguidas (el 28 y 29 de agosto de 2016), con la esperanza de encontrar una señal que pueda sugerirnos que detrás de ella hay vida extraterrestre.

Este tipo de señales pueden tener otras explicaciones, por ejemplo que sea resultado de una interferencia entre un satélite que orbita la Tierra con algún elemento cercano. Esta “interferencia terrestre” puede ser la mejor apuesta.

Pero, tristemente, es muy posible que nunca sepamos que fue, ya permanecerá siendo un misterio como la famosa señal “WOW!” de 1977.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO