COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Telefónica se ha lanzado, por fin, a la arena de las tarifas con datos ilimitados en el celular, después de que lo hiciera inicialmente MásMóvil, en abril de 2018. La oferta de MásMóvil fue muy limitada con una sola tarifa que costaba 99 euros, que luego se promociono permanentemente a 79 euros. Pero el principal impulso vino de Vodafone, que un año después, en abril de 2019, lanzó una amplia gama de tarifas ilimitadas. La suerte del sector estaba echada y era sólo cuestión de tiempo que los demás siguieran el camino de Vodafone. Pero inicialmente los rivales, tanto Orange como Movistar, se resistieron a ofrecer esa ventaja adicional, señalando que los clientes no estaban demandando este tipo de tarifas, ya que el consumo medio de datos en el móvil por cada cliente estaba en el entorno de 5 ó 6 gigabytes al mes.

Telefónica quiere comprar las acciones de sus inversores peruanos

Telefónica: ¿El camino a seguir por sus competidores?

El gobierno español protegerá a Telefónica de compras buitres

Sin embargo, la mala evolución comercial de Orange en los primeros meses del año, con un mes de enero que fue de los peores en portabilidad, decidió a su nuevo equipo comercial a cambiar las cosas. Eso sucedió el pasado 4 de febrero, cuando Orange decidió incluir también tarifas ilimitadas para sus clientes, en un intento de proteger su base de usuarios premiun. Por eso, en una estrategia muy similar a la que ahora ha seguido Telefónica, Orange optó el pasado febrero por activar las tarifas de datos ilimitados a aquellos que constituyen los mejores clientes de la operadora, los que más pagan mensualmente. Así, activó sin coste las tarifas premiun a más de un millón de clientes de sus tarifas más altas: Love Intenso, Intenso Max, Experto y Experto Max.

Ahora, Telefónica hace algo parecido, también para proteger su base de clientes de mayor calidad, aunque su impacto es mucho mayor que el de Orante dada su cuota de mercado. Por eso, la decisión de Telefónica afecta inicialmente a más de tres millones de clientes, que verán activadas, por defecto, las tarifas de datos ilimitados en la línea principal.

De esta forma, a partir del 20 de abril, los clientes de las tarifas más completas, es decir, Fusión Total, Fusión Total Plus y de los antiguos portfolios equivalentes, tendrán gigabytes, llamadas y SMS ilimitados en sus líneas móviles principales sin coste adicional para ellos. En la tarifa de Fusión Selección Plus, los datos ilimitados, junto con llamadas y SMS ilimitados se aplicarán a su línea principal, también sin coste alguno.

Además, los clientes de otras tarifas, menos caras, como Fusión Selección La Liga o Champions, Fusión+ Ocio, Fusión+ Futbol y Fusión Pro, que en total suponen otro millón de clientes, podrán disfrutar de gigabytes, llamadas y SMS ilimitados por 5 euros más al mes.

Si además de la línea principal con datos ilimitados los clientes de Fusión quieren disponer de ellos en una adicional, el coste de esta segunda línea será de 22,5 euros al mes.

Motivos

Hay que tener en cuenta que las bases de clientes de las tarifas de alto coste, las más premium, de los tres grandes operadores, se están enfrentando a una presión competitiva adicional, puesto que la enorme crisis económica provocada por la pandemia y el confinamiento está despertando una nueva sensibilidad al precio por parte de los clientes que están empezando a ahorrar y a pasarse a tarifas más baratas. Además, los tres millones de ciudadanos que, de pronto, se han visto incluidos en ERTE, también son candidatos a reducir sus consumos de telecomunicaciones. Por eso, todos los analistas señalan que ya se está empezando a producir una oleada de traspasos de tarifas a ofertas más económicas, de forma que el mercado se va a orientar de forma aún más generalizada que hasta ahora, al sector del bajo coste.

A esta situación se le añade, en el caso de Telefónica y de Orange, pero sobre todo de la primera que es la que tenía la oferta deportiva más rica, el empobrecimiento de su oferta de contenidos, ya que ambos eran los únicos que estaban ofreciendo todo el fútbol, tanto nacional (Laliga) como internacional (Champions League y Europa League), competiciones que ahora están suspendidas. Telefónica sufre, además, también la pérdida de otras competiciones deportivas, de deportes como baloncesto, tenis o motor, que también apuntalaban la retención de su clientela más premiun.

Con este movimiento, Telefónica apunta a retener a los clientes de mayor consumo sin tener que reducir las tarifas que les cobran al no poder ofrecerles todos los contenidos que tenían contratados.

El presidente de Telefónica España, Emilio Gayo ha señalado al respecto que “en medio de una pandemia que se alarga más de lo deseado, nuestros clientes se merecen tener conexión ilimitada de datos, conexión infinita. Así de sencillo. Esta es una muestra más de nuestra contribución para mitigar los efectos de esta crisis en la economía doméstica. La compañía no cesa en su compromiso por ayudar a través de diferentes iniciativas, como el apoyo a pymes, autónomos, la aportación de 150 toneladas de material sanitario crítico y por supuesto, garantizar la seguridad en las redes. No vamos a parar”.

Desde que empezó el confinamiento en España la red de Telefónica ha soportado incrementos de tráfico superiores en un 30% o 40% a la media de los días previos a la crisis, con picos muy elevados, lo que demuestra la gran robustez de la red, tanto móvil como de fibra.

Solo móvil también

Además, Movistar ha lanzado también una oferta muy agresiva para el mercado de sólo móvil. Para altas nuevas, la cuota mensual de tener una línea móvil con datos, llamadas y SMS ilimitados será de 24,95 euros al mes durante 12 meses, fecha a partir de la cual la cuota quedará en 39,95 euros mensuales. Es decir, que por 40 euros al mes, se podrá disponer de una línea de datos ilimitada, lo que se considera una oferta muy agresiva porque por precio puede ser sustitutiva de las ofertas convergentes que suman fijo y móvil. Si los datos son ilimitados, y la cobertura es buena, el cliente puede usar la línea móvil también para su consumo de contenidos de TV en plataformas de streaming, lo que multiplica exponencialmente el uso.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO