Eugene Danilkis, CEO de Mambu.
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En el marco del encuentro Mambu Summit que se llevó a cabo en Berlín, Eugene Danilkis, CEO de Mambu, realizó una entrevista exclusiva con TyN Magazine en donde habló sobre cómo cree que va a cambiar la experiencia de los clientes de los bancos en los próximos años, cómo ve la voluntad de las entidades bancarias tradicionales para migrar hacia nuevos modelos y cuáles son las ventajas de tener su plataforma en la nube.

¿Qué expectativas tenía y cuáles fueron los objetivos de la primera edición de Mambu Summit?

Mis expectativas eran, realmente, comenzar con el proceso de reunir a nuestro equipo con diversos clientes y partners, por primera vez. Ya lo habíamos hecho, pero a una menor escala en pequeñas sesiones. Ahora, deseábamos poder informar a todo el mundo sobre lo que estamos construyendo y darles la oportunidad a los clientes de contar en que están trabajando. Este era el objetivo del evento. En el futuro, queremos realizar este encuentro en Ámsterdam y en diferentes regiones como América y Asia Pacifico. Lo más interesante de Mambu Summit fueron las historias de cómo se juntan todas las piezas del ecosistema y que están logrando y construyendo juntos. Fue muy importante poder ver esto en un evento.

¿A qué se refiere cuando se definen como el motor bancario SaaS (software como servicio)?

Con esto queremos decir que brindamos un modelo de software como servicio tanto de tecnología como para negocios, similar a lo que hacen compañías como Salesforce o NetSuite. Proveemos la aplicación, nos encargamos de la infraestructura y brindamos servicios a las personas para ayudar a cualquier organización a ejecutar un negocio bancario, básicamente. Decimos que somos un motor bancario específicamente porque nos vemos como una pieza nuclear de algo más grande.

¿Cómo fue su experiencia antes de crear Mambu a los 28 años?

Mi experiencia fue en tecnología. Estudie la carrera de Ciencias de la Computación y en el comienzo de mi trayecto laboral trabaje para una empresa subcontratada por la agencia estadounidense NASA. Luego de esta experiencia, llegue a un proyecto multidisciplinario con una compañía de software bancario que buscaba juntar los conceptos de tecnología, pensamiento de diseño y modelos de servicio. Era una empresa muy tradicional, sin embargo, el equipo de líderes de esta compañía quería explorar oportunidades para nuevas tecnologías. Esto fue alrededor de 2009. Inicialmente, comenzamos a explorar oportunidades en lo que ahora sería el espacio fintech, o sea teníamos la tarea de pensar en qué se podría hacer con “mobile banking”, modelos de decisión crediticia alternativos y cómo se pueden usar agentes para facilitar efectivo para transacciones digitales.

¿Cuál fue la necesidad insatisfecha que observó en el mercado y lo llevó a crear la compañía?

Al explorar estos escenarios, nos dimos cuenta de que hay muchas oportunidades en diferentes mercados, pero lo que fundamentalmente estaba faltando para darle soporte a todos los modelos es una plataforma que permita hacer el “go-to-market” en una forma moderna debido a que los sistemas tecnológicos tradicionales bancarios o los sistemas legacy construidos por estas entidades estaban diseñados para un mundo donde la tecnología no cambiaba mucho. En ese momento, no había que conectar diferentes piezas porque no había otras piezas, las organizaciones estaban completamente aisladas. Se construía algo, se ubicaba internamente y servía para aproximadamente 10 años porque nada cambiaba debido a que la industria se movía a ese ritmo. Sin embargo, la industria en 2010 empezó a ser muy diferente. Se trataba de servicios interconectados, nuevas tecnologías que aparecían, se modificaban muy rápidamente y había que agrupar en lo que ahora es un mundo conectado de servicios API. En la actualidad, hay una forma totalmente distinta de construir una compañía de servicios financieros o un banco, por esto decidimos crear Mambu, para poder traer la funcionalidad de core banking y todos los conceptos modernos como SaaS, la nube y API y ofrecerlo al espacio de servicios financieros. Hay muchos bancos que se están dando cuenta de que hay una nueva forma de operar que tiene muchas ventajas competitivas y que, a menos que hagan la transición, se van a quedar atrás en términos de experiencia del cliente y uso de nuevas tecnologías porque la industria y las expectativas de los consumidores se mueven cada vez más rápido y se necesita tener un modelo operativo que sea fundamentalmente más veloz.

¿Cuáles son los mercados en donde están más consolidados?

Parte de la naturaleza, tanto de nuestra plataforma como del modelo de negocio SaaS es que son agnósticos geográficamente. Nuestro primer cliente se encontraba en México, el segundo en África y el tercero en Australia. Básicamente, en tres partes distintas del mundo. En estos momentos, tenemos presencia en casi 60 países y contamos con equipos en Europa, América y Asia Pacifico para poder brindar una perspectiva tecnológica y operacional. Estamos viendo que la tecnología fue adoptada primero en África, América Latina y partes de Asia porque estaba diseñada un poco para las necesidades de estos territorios. Sin embargo, ahora y de manera rápida, observamos como Europa lidera la innovación tecnológica para servicios financieros. Hay una combinación de servicios financieros y el hecho de que hay una fuerte voluntad y casos de éxito de nuevas tecnologías, bancos y fintechs que han llegado al mercado, ha llevado a que la región europea este muy activa, sin embargo, los otros mercados no están quedándose atrás. Lo que pasa en las industrias es que, siempre están los primeros innovadores que dan el primer paso y, luego, los demás se empezaran a copiar ya que van a tener la seguridad de que funciona. Ya estamos llegando a una fase en donde hay un enfoque más fresco, una arquitectura composable y un pensamiento basado en el servicio de cómo ser exitoso en varios mercados y ahora una gran cantidad de organizaciones están diciendo “esto es el futuro y necesitamos hacer algo al respecto”.

¿Cuáles son los beneficios de tener su plataforma en la nube?

Los beneficios de la nube son fundamentalmente la flexibilidad. Cuando se habla de la nube, se suele pensar que se tiene muchos servidores y se puede hacer “scale down”, lo cual es bueno y ayuda a manejar la escala y los costos y además brinda mucha flexibilidad tecnológica, sin embargo, eso es solo una parte. El elemento principal de la nube y de SaaS tiene que ver con juntar a los mejores productos de cada clase en el mercado. Reunir las soluciones correctas para la experiencia móvil, los chatbots, las herramientas de decisiones con inteligencia artificial y el proveedor de pagos y combinarlos de formas únicas. Esta es la filosofía de la nube y es extremadamente exitosa. Además, es soportado por la tecnología de escala de la nube y se tienen servidores que se pueden “prender y apagar” y hacer “scale up” y “scale out”. Todos estos elementos son importantes, pero el valor real es encontrar los servicios correctos que se pueden adquirir en el mercado y le permiten a una organización construir rápidamente soluciones que son únicas para cada uno.

¿Cómo cree que va a cambiar la experiencia de los clientes de los bancos en los próximos años?

En los próximos años, la experiencia física en los bancos va a estar más relacionada con consultas en vez de realizar transacciones. Ir a la sede de un banco para depositar un cheque o retirar dinero no va a tener mucho sentido, es algo que se puede digitalizar. Sin embargo, va a ser beneficioso poder hablar con una persona y tener una interacción real para hablar de temas como planeamiento financiero o estudiar las mejores condiciones para una hipoteca o un préstamo personal. Si es un tema complejo, es más beneficioso para el usuario tener una conversación. Los bancos van a pensar cómo hacer esta transición para que los clientes puedan realizar la parte transaccional lo más rápido posible. Es por esto que es natural que los “neo-bancos”, como por ejemplo N26, estén empezando a ofrecer una experiencia completamente digital.

¿Piensa que los bancos tradicionales están dispuestos a migrar hacia nuevos modelos?

Si, absolutamente. Especialmente desde los últimos dos años que es cuando realmente se ha empezado a ver avances en estos espacios. Los bancos quieren moverse de sus sistemas legacy ya que saben que no están construidos para el futuro, pero nunca vieron un camino atractivo en el horizonte. Mambu es el aliado estratégico” y ofrece soluciones innovadoras para todo tipo de entidades financieras. Hay que pensar que es un gran proyecto. Sin embargo, en los últimos años han visto que los modelos operacionales de las fintech son muy fuertes, pueden crecer rápidamente, son robustos como negocio y qué tan buena es la economía fundamental subyacente de estos. Desean embarcarse en este viaje, pero su enfoque es hacerlo pieza por pieza en vez hacer un gran plan.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO