Foto: Reuters
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

TyN Magazine desde Mobile World Congress en Barcelona –  Después de cinco semanas de asumir como presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de EEUU, Ajit Pai djio que el país ahora es más atractivo para inversiones.

El republicano no ahorró críticas a su antecesor, el demócrata Tom Wheeler. Pai dijo a los delegados del Congreso en la conferencia Economía 5G que EEUU ahora está mejor ubicado para atraer la inversión privada de banda ancha y 5G por abandonar las políticas anteriores de la FCC.

“La antorcha en la FCC se ha pasado a una nueva generación, dedicada a la renovación, así como el cambio”, dijo Pai, quien aseguró que bajo su mandato, el regulador tendrá una mirada regulatoria laxa.  En un ataque apenas velado a Wheeler, dijo que era “evidente que la FCC cometió un error” hace dos años, cuando aprobó la Orden de Internet Abierta, diseñada para asegurar la neutralidad de la red -el principio de que todo el tráfico web debería ser tratado por igual- y reclasificó el acceso a Internet de banda ancha como un servicio de telecomunicaciones bajo el Título II de la US Communications Act (1934).

Según Pai, los operadores móviles y los consumidores ya están viendo los beneficios de un enfoque más desregulador. Una de sus primeras decisiones como presidente de la FCC fue abandonar la investigación de la agencia sobre si los planes “zero-rating” de AT&T Mobility, Verizon Wireless y T-Mobile US eran anticompetitivos. “La verdad es que a los clientes les encanta recibir algo gratis”, explicó, a la vez que agrego que quiere que los proveedores de servicios compitan.

Pai dijo que las políticas establecidas en los años 90 y principios de los 2000 – regulación laxa, fomento a la competencia basada en instalaciones, políticas de uso libre (donde los operadores pueden decidir qué tecnologías utilizar en las bandas autorizadas) y liberar más espectro para uso móvil produjo “resultados impresionantes”.

“El sector privado ha gastado US$ 1,5 billones desde 1996 para desplegar infraestructura de banda ancha y los consumidores también han cosechado recompensas”, dijo Pai. “El 98% de los consumidores tienen acceso a tres o más proveedores de acceso y EEUU es el líder mundial en 4G”, detalló. “No habríamos visto tal innovación si, durante la década de 1990, el gobierno hubiera tratado la banda ancha como un ferrocarril o una empresa de agua”, cerró.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO