COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Paolo Pescatore, analista independiente de telecomunicaciones, prevé que Netflix recurrirá con frecuencia cada vez mayor a las operadoras para impulsar el crecimiento del número de abonados y defenderse de la competencia, porque la captación de clientes durante el segundo trimestre ha quedado por debajo de sus expectativas.

Netflix ha conseguido un total de 5,2 millones de nuevos abonados, muy por debajo de los 6,2 millones que había pronosticado. No ha cumplido las previsiones ni en los Estados Unidos ni en el resto de países. En estos últimos ha añadido 4,47 millones de usuarios, en vez de los 5,9 millones que había previsto, mientras que en su mercado doméstico ha incorporado 670.000 nuevos usuarios frente a una estimación previa de 1,2 millones.

En su memoria trimestral, Netflix declara que la mayoría de los nuevos abonados han contratado directamente el servicio, pero reconoce que los paquetes de oferta concertados con socios “siguen siento un canal de adquisición adicional de gran rendimiento”.

Pescatore considera que Netflix necesitará nuevos acuerdos para entrar en otra fase de crecimiento, porque se enfrenta a la competición cada vez más dura de firmas que ofrecen contenido, como Apple, Amazon, Hulu e incluso AT&T tras la adquisición de Time Warner.

“Las empresas de telecomunicaciones y Netflix se necesitan mutuamente. Netflix hace lo que tiene que hacer y centra su atención en el contenido. Pero necesita crecer, y es ahí donde entran en juego las firmas de telecomunicaciones, sobre todo las que no quieren invertir fuertes sumas en derechos sobre el contenido.”

El servicio de streaming ya colabora con socios tales como T-Mobile US, Telefónica España y KDDI. Netflix ha manifestado su intención de firmar nuevas alianzas con operadoras de todo el mundo.

Pescatore observa que el siguiente paso de la firma consistirá en buscar “una integración más profunda de Netflix con las ofertas de telecomunicaciones”.

Aunque la incorporación de nuevos abonados no haya sido la esperada, Netflix ha pasado de una facturación total de 2.800 millones de dólares (unos 2.400 millones de euros) en el segundo trimestre de 2017 a 3.900 millones de dólares (unos 3.350 millones de euros) en el trimestre reciente. Los beneficios netos se han disparado de 66 millones de dólares (unos 57 millones de euros) a 384 millones de dólares (unos 330 millones de euros) en el segundo trimestre de 2018.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO