COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Puede que de aquí a unos años los tarjeteros y los monederos sean objetos del pasado, pues según los gurús tecnológicos, el pago móvil es el futuro que nos espera. ¿Qué significaesto? Simplemente que losrelojes inteligentes o los smartphones se convertirán en nuestro nuevo monedero, tanto para pagar en una tienda de ropa como para comprar una simple barra de pan en la tienda de la esquina.

Ni monedas, ni billetes,ni tarjetas de crédito, ni siquiera de fidelidad. Aunque porel momento esta forma de pago no ha crecido según lo esperado, informes como el último realizado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), auguran que los pagos móviles superarán alas tarjetas de crédito en 2019. En concreto, se estima que en dos años el uso de tarjetas descienda hasta un 46%, mientras que el pago móvil alcanzará un 51%, según datos de la UNCTAD.

Lo cierto es que la mayoría de españoles ya es consciente de la existencia de esta nueva forma de pago que les permite realizar las compras simplemente acercando el teléfono o reloj al TPV, pues según demuestran los datos arrojados por la encuesta ING International Survey Cashless Society de ING, para el 67% de los españoles pagar con el móvil es una alternativa al efectivo. De hecho, más de la mitad (54%) lo considera más sencillo.

En base a esto, tanto entidades bancarias, como los grandes de la tecnología y las firmas de tarjetas de crédito han llegado a acuerdos entre ellos para no perder este tren que parece que marcará la forma de consumir y pagar en los próximos años.

LA APUESTA DE LOS BANCOS

Dependiendo del banco al que pertenezca el usuario, podrá utilizar unas u otras plataformas de pago. El Banco Santander es actualmente la única entidad que permite pagar con Apple Pay, la plataforma de la compañía dirigida por Tim Cook, aunque CaixaBank y N26 lo harán antes de que acabe 2017, mientras que Samsung Pay funciona en varias compañías, como OpenBank, Santander, Abanca, Sabadell, CaixaBank e Imagin Bank. Por su parte, Android Pay, la plataforma de Google, funciona sólo con BBVA, por el momento.

LA APUESTA DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO

Además de las entidades bancarias también es posible asociar la tarjeta de crédito de algunas compañías a las plataformas de pago anteriores. Por ejemplo, los titulares de tarjetas American Express en España pueden pagar sus compras con sus dispositivos Apple mediante Apple Pay en establecimientos que aceptan pagos contactless, así como también con Android Pay.

En un primer momento, puede darse por supuesto que los usuarios de Apple solo pueden pagar con la plataforma de la compañía, Apple Pay, y si son clientes del Banco Santander (única entidad que lo permite). Y que los de Android sólo pueden efectuar pagos móviles si tienen un teléfono con este sistema operativo. Pero gracias a compañías como American Express, cualquier cliente de esta tarjeta, tenga el dispositivo que sea y pertenezca al banco que pertenezca, podrá emplear la plataforma de pago de la empresa de Cupertino o del gigante Google.

Una vez que el usuario elija que plataforma o plataformas de pago quiere emplear para realizar las compras en las tiendas sin necesidad de usar efectivo o tarjetas, tan sólo es necesario buscar aquellos comercios que permiten el uso del pago móvil o contactless, que puede realizarse mediante teléfonos inteligentes o smartwatches.

Fuente: Expansión

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO