COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Después de la última Edad del Hielo de la Tierra, que alcanzó su máximo hace 20.000 años, la Antártida se calentó entre dos y tres veces el aumento de la temperatura promedio en todo el mundo, según un nuevo estudio.

Esta disparidad (la Antártida se calentó unos 11 grados centígrados, entre 20.000 y 10.000 años, mientras que la temperatura media mundial se elevó solo unos 4 grados centígrados) pone de relieve el hecho de que las zonas polares, tanto en el norte como en el sur, amplifican los efectos de un clima cambiante, tanto si se vuelve más cálido como si se vuelve más frío.

Los cálculos realizados por el equipo de Gary Clow, del USGS (U.S. Geological Survey, el servicio estadounidense de prospección geológica), y Kurt Cuffey, un glaciólogo de la Universidad de California en Berkeley, Estados Unidos, se hallan en línea con las estimaciones de la mayoría de los modelos climáticos, demostrando que estos últimos realizan un buen trabajo a la hora de estimar las condiciones climáticas del pasado y, muy probablemente, las condiciones futuras en una era de cambio climático y calentamiento global.

Estos modelos predicen actualmente que, como resultado del actual cambio climático global, la Antártida se calentará el doble que el resto del planeta, aunque no alcanzará su pico hasta dentro de un par de centenares de años. El escenario de cambio climático más probable, en vista de las emisiones habituales de gases con efecto invernadero y si no cambia la tendencia a la escasa o nula acción de la sociedad para evitarlo, es un incremento promedio global de 3 grados centígrados hacia 2100, mientras que se pronostica que la Antártida acabará calentándose en alrededor de 6 grados centígrados.

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO