COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Stefano De Renzis, junto a su equipo, ha intentado entender los mecanismos que generan en los embriones los cambios necesarios para la formación de los tejidos que formarán parte de su cuerpo.

Usando la optogenética pudieron reconstruir este proceso a nivel epitelial,  fundamental durante el desarrollo, donde las células se mueven hacia adentro y se pliegan hacia el embrión, dando lugar a tejidos internos logrando esto en células que normalmente no se someten a este proceso.

“Lo mejor del uso de la optogenética para guiar la morfogénesis es que es una técnica muy precisa – explica Emiliano Izquierdo, coautor del estudio –. Pudimos definir varias formas, y alterando el tiempo y la intensidad de la iluminación, pudimos controlar qué tan lejos las células se plegaban hacia adentro”.
La investigación se realizó en moscas de la fruta, pero dado que el plegamiento epitelial es un proceso conservado a lo largo de la evolución, De Renzis espera que estos métodos también sean aplicables en otros organismos ya que podría ser una técnica ideal para reparar y dirigir el desarrollo del tejido o usarse para reconstruir tejidos artificiales en medicina regenerativa.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO