COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El jefe de la OTAN advirtió este miércoles que occidente no debe ignorar el ascenso de China, por lo que es importante que el Reino Unido revise el papel de Huawei en su red 5G para garantizar su seguridad.

El secretario general de la alianza militar, Jens Stoltenberg, dijo que China se estaba acercando a Occidente de varias maneras: en el Ártico, en el ciberespacio y en la infraestructura crítica, incluyendo las telecomunicaciones.

Confío en que el Gobierno británico diseñará sus redes de manera que protejan las conexiones y se aseguren de que el Reino Unido tenga redes 5G seguras”, dijo Stoltenberg a la radio BBC.

Huawei aplasta a Samsung

Huawei blinda su presencia en Europa

El gobierno británico defiende en el Parlamento su posición sobre Huawei

“Por lo tanto, también creo que es importante que ahora haya una nueva revisión que estudie exactamente cómo asegurarse de que eso suceda”, añadió.

Como parte de una reevaluación más amplia de las relaciones con China, el Centro Nacional de Seguridad Cibernética de Reino Unido está analizando el impacto de las recientes sanciones de EEUU sobre la decisión de Londres a principios de este año de permitir a Huawei un papel en la construcción de su red 5G.

El primer ministro Boris Johnson concedió en enero a Huawei un papel limitado en la red móvil 5G del país, frustrando así un intento mundial de Estados Unidos de excluir al gigante chino de las telecomunicaciones de la próxima generación de comunicaciones de occidente.

Desafiando al aliado más cercano de Reino Unido a favor de China en vísperas del Brexit, Johnson dictaminó que “los proveedores de alto riesgo” como Huawei tendrían acceso a las partes no sensibles de la red 5G.

Sin embargo, el brote de coronavirus, los desacuerdos sobre Hong Kong y la irritación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con China han llevado a Reino Unido a reevaluar las relaciones con Beijing.

Según The Guardian The Daily Telegraph, el jefe del gobierno conservador pidió hace unas semanas a su administración que prepare un proyecto para “reducir a cero” la participación de Huawei “de aquí a 2023” en las infraestructuras 5G del Reino Unido.

La decisión de Londres, a principios de año, generó “decepción” en Washington, que no cesa de denunciar el riesgo que representa, según la administración de Donald Trump, el gigante chino.

Estados Unidos sospecha que Huawei espía a favor de Beijing, lo que el grupo niega, y está haciendo todo lo posible, junto con sus aliados, para bloquearlo en el mercado de 5G.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO