COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Como parte de una estrategia que lo hará focalizarse en productos más rentables, Panasonic afirmó que cerrará su fábrica de baterías de iones de litio en Beijing, lo que generará el despido de 1300 trabajadores.

Se trata de una fábrica que pertenecía a Sanyo y que está funcionando desde hace 15 años. Sucede que Panasonic, desde que compró a la japonesa Sanyo hace cinco años, siguió manteniendo la marca en algunos productos, pero otros negocios los fue vendiendo.

Ahora está buscando expandirse en segmentos que le sean más productivos y debido a situaciones como la reducción de los mercados, los problemas de Nokia tras la compra por parte de Microsoft en donde tenía a uno de sus principales clientes y la expansión de empresas chinas, la producción de baterías para cámaras digitales y teléfonos móviles no le está dando ganancias.

A partir de este cierre y del despido del personal, espera reducir los costos, y le permitirá focalizarse en otros segmentos. Uno de estos negocios en los que invertirá es la fabricación de baterías para coches eléctricos.

Ya la empresa había anunciado su inversión de unos US$ 500 millones en el negocio automovilístico, e incluso ya cuenta con una acuerdo con la compañía de autos eléctricos Tesla Motors para producir sus baterías de litio.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO