COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La revolución digital cuenta con un actor preponderante: la pantalla. Es la interface que ganó la batalla de los smartphones, por ejemplo, cabalmente comprendida por Apple y su iPhone. Y las pantallas aún tienen su rey: los televisores. Cada vez más inteligentes y con mayores definiciones. La reciente CES 2016 que se desarrolló en Las Vegas dio una muestra cabal del atractivo que los televisores despiertan en los consumidores.

Si en 2013 la estrella fue la resolución de los televisores y el año pasado fue la calidad de imagen integral, esta edición de CES confirmó que los fabricantes apuestan al video con alto rango dinámico (HDR, por su sigla en inglés). Básicamente se trata de impregnar a la imagen con un mayor rango dinámico de luz entre las áreas más claras y más oscuras de la pantalla. Si bien son funciones habituales en los televisores, HDR presenta una imagen más viva. Sony, Samsung, LG y Panasonic, por caso, han presentado televisores con esta tecnología. Por supuesto, son todos televisores 4K o ultra alta definición. Por ejemplo, los nuevos Bravia de Sony contarán con el logotipo 4K HDR.

Desde el lado de los contenidos, varios títulos serán remasterizados a HDR. Netflix, por ejemplo, anunció que el proceso será realizado en Marco Polo, una serie de producción propia.

Sony introdujo su televisor XD93, que viene en 55 y 65 pulgadas y conforma el tope de gama de Sony. Tendrá total soporte para HDR y será potenciado por Android TV. A partir de este software, el XD93 será capaz de correr el nuevo servicio de la marca mediante una aplicación dedicada, que ofrecerá a los usuarios acceso a películas HDR 4K.

 

Samsung también presentó televisores con HDR y tecnología quantum dot. Y hace notar lo delgadas que son sus pantallas, con bordes inapreciables. La nueva línea lleva el nombre de SUHD. Una de las aspiraciones de la compañía surcoreana es que sus televisores sean el centro de un hogar inteligente y, desde allí, comandar diferentes servicios programables de las casas, mediante el sistema operativo Tizen. La estrella de Samsung fue el KS9500, de 88 pulgadas. La empresa también ofrece su “Extra Service” que, por medio de un botón ofrece información sobre la acción que se muestra en pantalla.

La compañía surcoreana también presentó un sistema modular de pantallas, en el cual múltiples paneles se puede unir para generar pantallas más grandes. Los marcos entre los paneles son casi imperceptibles. Una muestra de vanguardia, al igual que su televisor 8K de 98 pulgadas.

La nueva gama de televisores de LG para este año incluyen OLED de lujo y LCD con vídeo HDR. En la compañía explicaron que buscan reducir todo a su esencia, con lo imprescindible para obtener una mejor calidad de imagen. Así se explica un televisor con 2,57 milímetros de espesor, el G6. La empresa presentó la nueva línea Signature, definida como ultra premium. El G6 corre webOS 3.0 para una experiencia conectada y tendrá versiones de 65 y 77 pulgadas.

TCL, por su parte, presentó un televisor de alta gama con tecnología Quad UHD, que incluye tecnologías de procesamiento de calidad de imagen como quantum dot (materiales de fotoluminiscencia), atenuación local y HDR. Según la compañía, la nueva Serie Xclusive (X1) combina las últimas tecnologías de televisión como HDR, la resolución 4K y visualización Quantum Dot para crear una experiencia cinematográfica en el hogar. La compañía optó por dotar con la plataforma Roku sus televisores.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO