COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Es muy normal entre los usuarios de Apple encontrarse en un aprieto cuando se rompe la pantalla de sus teléfonos. El riesgo de repararlo en lugares no oficiales es severo, ya que podría causar daños irreversibles en el aparato.

La reparación de las pantallas es el servicio con mayor demanda a nivel mundial en el segmento de telefonía. Según un informe de Motorola en 2015, el 50% de la población mundial ha sufrido una grieta en la pantalla de su teléfono, al menos una vez en su vida, y el 23% de aquellos que tenían un móvil con la pantalla rota siguieron usándolo.

En la región, el hecho de que se rompiera la pantalla de un iPhone realmente significaba un gran problema para los usuarios, principalmente porque los distribuidores oficiales no brindaban este servicio, hasta ahora. Desde el 26 de octubre, la marca de la manzana ha habilitado el reemplazo de pantallas defectuosas o dañadas en Argentina. Los dispositivos que abarcan este servicio son iPhone 6S, iPhone 6S Plus, iPhone 7, iPhone 7 Plus, iPhone 8, iPhone 8 Plus e iPhone X.

Uno de los distribuidores del país, OneClick, ofrece el servicio por $10.500 para los iPhones de pantalla de 4.7” (iPhone 6S, 7 y 8), $11.500 para los iPhones de pantalla de 5.5” (iPhone 6S Plus, 7 Plus, 8 Plus) y $19.000 por las pantallas de 5.8” (iPhone X).

¿Por qué es importante recurrir a un distribuidor oficial?

Es necesario considerar que, al tratarse de un teléfono de esta calidad, es recomendable mantenerlo con repuestos originales. Si bien los últimos modelos de iPhone tienen protección contra el agua, los centros de servicios oficiales son los únicos que tienen las herramientas e insumos necesarios para mantener el dispositivo con la misma protección con la cual salió de fábrica.

Asimismo, es importante tener en cuenta que al cambiar la pantalla se reemplazan el Touch ID (iPhones 6S, 7 y 8 de todos los tamaños), la cámara del Face ID (iPhone X), la cámara de FaceTime (frontal), auriculares de llamada y sensores de proximidad por lo que todas las funciones relacionadas corren riesgo en el cambio de la pantalla. Por otro lado, un detalle importante, es que la pantalla original tendrá garantía oficial Apple, mientras que realizando el arreglo en locales no oficiales, el dispositivo perderá la garantía.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO