COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La revolución digital está transformando el mundo en muchos aspectos, y las nuevas tecnologías cambiaron profundamente la forma en la que los individuos interactúan, se comunican y consumen productos y servicios.

Estos cambios afectan significativamente a las empresas, cualquiera sea su tamaño o industria. Para satisfacer las nuevas necesidades y exigencias de los clientes, no perder competitividad y hacer más eficiente su negocio se deben repensar los modelos y procesos.

En el nuevo entorno digital todas las partes de la empresa necesitan usar software e interactuar con la tecnología. Esto sumado a la enorme cantidad de datos y dispositivos que necesitan conexión provoca que las áreas de sistemas no alcancen a cumplir con todas las exigencias. Clientes, empleados y socios exigen cambios e innovación cada vez más inmediatos y si una empresa no puede cumplir con estos a tiempo existe el riesgo de caer en grandes pérdidas económicas.

“La transformación digital debería estar al tope de la preocupaciones de cualquier CEO de una empresa, su impacto es tan significativo que podría significar el éxito o la desaparición de cualquier negocio”, indica Lautaro Molinero Director de tecnología de Snoop Consulting.

Sin embargo todavía existe cierto escepticismo respecto a cuánto puede afectar esta “revolución digital” a las empresas. Hace 40 años que las compañías conviven con la informatización, entonces ¿Por qué esta revolución debería ser distinta a lo que ya conocemos?

“Nadie comprende absolutamente el alcance de los cambios que vendrán, es por eso que todos los directivos de la empresa deben definir su propia estrategia de adaptación. Esto significa que cada sector deberá auto proveerse de la innovación necesaria para adaptarse. Y mucha de esta adaptación será a través de inversión en tecnología”, responde Molinero.

Sin importar cuál sea la estrategia que la empresa adopte debe tener en cuenta la importancia de no delegar toda la responsabilidad en el área de sistemas exclusivamente. Para llegar a ser una empresa digital los empresarios necesitan moverse más allá de su papel tradicional y convertirse en un líder que entienda el potencial de las nuevas tecnologías y tenga la capacidad de crear nuevos modelos de negocio.

No puede verse a la transformación digital como un “problema” solo de IT, como tradicionalmente se suele ver todo lo respectivo a la tecnología, el cambio no es tecnológico sino que es un cambio sociológico producido por nuestra interacción con la tecnología.

La transformación digital es un desafío para muchas organizaciones y no hay un solo modelo para el éxito

Lo único invariable en la transformación digital es la velocidad y la agilidad de los cambios. Este es el desafío más grande que tiene IT, ya que debe poder responder a tiempo en una realidad de escasez de recursos y exceso de proyectos.

El cambio tecnológico ofrece herramientas muy potentes y grandes oportunidades de crecimiento para las compañías que estén dispuestas a adoptarlas. Será necesario entonces no sólo cambiar la forma en que se está trabajando con la tecnología sino que es fundamental que toda la estrategia de la compañía esté orientada al cambio.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO