COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Telefónica  ha cerrado ya la venta de sus negocios en Costa Rica, Panamá y Nicaragua a Millicon por unos 1.000 millones de euros. Esta operación, junto con el reciente traspaso de sus actividades en Guatemala y El Salvador a Carlos Slim, y el ingreso extraordinario por parte del Ministerio de Hacienda, va a permitir a la compañía reducir su deuda por debajo de los 40.000 millones por primera vez en 14 años.

Fuentes financieras agregan que el acuerdo entre Telefónica, que presenta sus resultados anuales este jueves, y Millicom es inminente, aunque está pendiente de las autorizaciones pertinentes y habituales de las autoridades de competencia de cada país. El grupo español es propietario del 100% de su filial en Costa Rica y del 60% de las subsidiarias en Panamá y Nicaragua. A falta de conocer los detalles finales, el importe de la operación ronda los 1.000 millones de euros, muy superior a los 600 estimados en un principio.

Este dinero irá directamente a rebajar la deuda de la multinacional participada por BBVA y CaixaBank, que a 30 de septiembre de 2018 ascendía a 42.600 millones de euros. Informes recientes de Mirabuad y Bank of America Merrill Lynch sitúan esta cifra ligeramente por debajo de los 42.000 millones al cierre del ejercicio, volumen que bajará de forma significativa en cuanto la compañía se apunte en el primer trimestre de este año las desinversiones de Guatemala y El Salvador por 570 millones —anunciadas a mediados de enero— y el traspaso de Costa Rica, Panamá y Nicaragua.

La Transacción expande significativamente las operaciones de Millicom en cada uno de los tres países y, por lo tanto, diversificará y equilibrará la huella geográfica de la compañía y las fuentes de flujo de efectivo, y ayudará a acelerar la ejecución de su estrategia de convergencia fijo-móvil en la región.

Mauricio Ramos, CEO de Millicom dijo: “Nuestra adquisición de los activos móviles de Telefónica en Panamá, Costa Rica y Nicaragua fortalece nuestra posición como líder del mercado en América Central y acelera nuestra estrategia de convergencia fijo-móvil. Centroamérica cuenta con poblaciones jóvenes, bajos índices de penetración de banda ancha y un entorno económico positivo, lo que representa un potencial de crecimiento significativo a largo plazo para Millicom en la región. Esta transacción, junto con nuestra reciente adquisición de Cable Onda, transformará el panorama de Centroamérica, incentivando las inversiones necesarias para cumplir con el propósito de Millicom de construir las autopistas digitales que conectan a las personas, mejoran vidas y desarrollan nuestras comunidades”.

Puntos clave por país:

Panamá

  • El operador móvil número 1 en un mercado de cuatro jugadores con 1.6 millones de clientes
  • La red 4G cubre el 70% de la población
  • La economía dolarizada y el grado de inversión del país aumentan la exposición de Millicom a las fuentes de ingresos en dólares estadounidenses

Costa Rica

  • El operador móvil número 2 en un mercado de tres jugadores con 2.3 millones de clientes
  • La red 4G cubre el 83% de la población

Nicaragua

  • El operador móvil número 1 en un mercado de dos jugadores con 4.7 millones de clientes
  • 4G network accesible al 42% de la población

La Transacción está sujeta a las condiciones de cierre habituales y se espera que se cierre en tres cierres independientes durante la segunda mitad del 2019. Goldman Sachs & Co. LLC y Morgan Stanley & Co. International actuaron como asesores financieros de Millicom para la Transacción.

 A pesar de esto, Goldman Sachs advierten de que la operadora de telecomunicaciones sigue siendo la más endeudada del sector en Europa. De hecho, indican en su último informe que la española tiene una relación entre su beneficio operativo o ebitda y su pasivo de 2,8 veces su deuda neta, y de hasta 3,5 veces su deuda neta ajustada. Esta incluye los 7.500 millones emitidos en forma de bonos híbridos, unos instrumentos que computan parcialmente como capital. La media del sector ronda las dos veces.

Telefónica también tiene en marcha la venta de sus centros de datos, transacción que también le podría reportar unos ingresos de entre 500 y 600 millones. La empresa ha recibido ocho ofertas por esta división de infraestructuras. Entre los candidatos a la compra, que debería resolverse en las próximas semanas, se encuentran Digital Realty, Brookfield y Equinix.

Pero la mayor alegría en forma de ingresos extraordinarios le va a venir también a corto plazo de Hacienda, tras el fallo del Tribunal Económico Administrativo Central sobre una reclamación por las liquidaciones de los impuestos de los ejercicios entre 2008 y 2011. La operadora le ha ganado el pleito a la Agencia Tributaria, que ahora le va a devolver entre 700 y 1.000 millones de euros que el grupo pagó de más con antelación. Un dinero que entrará en vena en la compañía, que podrá recortar aún más su deuda a lo largo del primer semestre de 2019.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO