COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Uno de los sectores más sensibles al fraude es el de servicios financieros que, al igual que otros, tendrá que enfrentar nuevos retos este año.

A continuación, las cinco predicciones sobre el panorama del fraude y la lucha para prevenirlo y detectarlo en 2016, de acuerdo con Tomer Barel, CRO de PayPal

1. Las redes sociales ayudarán a que los estafadores sean más sofisticados. Los timadores despliegan en forma constante una variedad de tácticas avanzadas para obtener información personal. En 2016, debido a que en las principales redes sociales se pueden encontrar datos más fácilmente, los estafadores aprovecharán estas capacidades para identificar a sus víctimas. Mediante un examen minucioso de la vida de una persona, fotos, amigos, registros de posicionamiento geográfico (checks-in) y datos de ubicación –a los que pueden accederse con facilidad, en forma anónima–, a los timadores les resulta cada vez más sencillo crear ingeniería de ataque a redes sociales para engañar a la gente y hacer que revelen otros datos.

Este año se verá un nivel de automatización y un incremento de esta clase de ataques que sorprenderá a todos. En el caso de los consumidores, para evitar estos ataques deberán seguir algunos consejos básicos de seguridad: su perfil en las redes sociales debería ser visible solo para amigos y familiares; utilizar contraseñas sólidas, cambiarlas con frecuencia y denunciar intentos de suplantación de identidad (phishing).

2. Habrá más fraudes en dispositivos móviles. Los estafadores siguen el dinero. Debido a que las compras a través de dispositivos móviles gozan de mayor popularidad entre los consumidores, los timadores apuntarán más a este sector. No será suficiente la utilización de capacidades móviles estándar. El éxito en la lucha contra el fraude en una plataforma móvil dependerá del uso innovador que se haga de la información y capacidades únicas que cree esta plataforma, desde ID especiales hasta datos de ubicación. Por ejemplo, el uso de sensores de huellas digitales en dispositivos móviles hace que la autenticación sea más fácil y segura.

3. Las compañías financieras van a tener que hacer más con menos datos. Los cambios de la tecnología obligarán a las empresas a hacer más, pero con menos datos. Hoy en día, los clientes pueden entrar en una tienda con un teléfono móvil y usarlo para comprar un artículo. Con frecuencia (en particular, en dispositivos con NFC, es decir, intercambio de datos a corta distancia), la operación se “tokeniza”, lo que quiere decir que el comercio no recibe información financiera ni personal. En lugar de conocer a los clientes, los comerciantes venden a “visitantes” anónimos. En consecuencia, las compañías financieras tendrán que buscar otras formas para verificar la identidad de los clientes con menos información sobre ellos.

Las más grandes amenazas a los datos de los usuarios mientras viajan

4. El aprendizaje avanzado junto con detectives humanos serán fundamentales para la prevención contra el fraude. Tal como los timadores aprovechan la nueva tecnología, las herramientas más importantes que se usarán en 2016 para luchar contra el fraude son las mejoras en la tecnología. Sin embargo, la inteligencia de las personas y el conocimiento sobre cómo sus clientes interactúan con sus servicios serán la clave para aprovechar la tecnología.

En el reporte “Top 10 Strategic Technology Trends for 2016,” Gartner identificó el Aprendizaje Avanzado de las Máquinas como una tecnología que impactará, en los planes a largo plazo, programas e iniciativas de las empresas. Según Gartner, “la explosión de las fuentes de datos y la complejidad de la información hacen que la clasificación manual y el análisis sean inviables y costosos.” Las herramientas analíticas como el aprendizaje avanzado de las máquinas serán aún más esenciales en la predicción y detención del fraude. Aún así, con toda esta tecnología, los seres humanos siguen siendo esenciales para detener el fraude. Técnicas como el aprendizaje de las máquinas dependen del análisis de los datos con los parámetros correctos, y solo las personas pueden determinar eso.

5. Los datos y el análisis avanzado jugarán un rol mayor en los esfuerzos reglamentarios y de cumplimiento. En 2016, las empresas privadas y los reguladores gubernamentales necesitarán analizar aún más sobre lo que se puede hacer y lo que no es posible con big data y los datos no estructurados. El uso de datos y análisis avanzado no solo seguirá siendo fundamental en la lucha contra el fraude, sino que tendrá un papel aún mayor en otras áreas clave para los pagos, como las medidas en contra del lavado de dinero. Una colaboración más estrecha con los reguladores, junto con un mayor uso de los datos, permitirán un enfoque escalable y adecuado para cumplir con los requisitos regulatorios.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO