COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por Alejandro Aguado, gerente de Canales de América Latina, en Pure Storage

Los datos son fundamentales para el crecimiento y la innovación, tienen el poder de transformar la forma en que opera una empresa y cómo atiende a sus clientes. De hecho, los datos son fundamentales para las operaciones en tal grado, que cuatro de cada cinco líderes empresariales de América Latina dijeron que su trabajo sería imposible sin ellos. Así lo reveló un estudio reciente que realizamos en conjunto con el MIT Tech Review Insights.

No obstante, el gran volumen de datos generados resulta abrumador para las organizaciones, y la velocidad a la que se generan continúa en aumento. Para ofrecer un mejor contexto, según IDC, el volumen de datos generado por el Internet de las Cosas (IoT) será tan grande en 2025 que equivaldrá a la totalidad de los datos creados en 2020. Entonces, ¿cuál es la solución para poder procesar y analizar todos estos datos? Aquí es donde la Inteligencia Artificial (IA) puede ayudar. Nuestra investigación encontró que 93% de líderes de negocios y de TI en México asegura que la inteligencia artificial es clave para entregar resultados a los clientes.

Si bien, la Inteligencia Artificial puede ayudar a las organizaciones a sacar el máximo provecho de los datos, hay que disipar muchos de los mitos que la rodean. Esta es una oportunidad para que el canal trabaje con sus clientes y corregir cualquier idea errónea que se tenga sobre la implementación de la tecnología.

Mito 1: la IA es una tecnología del futuro.

La IA no es un concepto futurista, tampoco es cosa de ciencia ficción. Ronda en el aquí y ahora. Sin embargo, cuando los clientes investigan la IA, pueden caer en aplicaciones vanguardistas y terminología científica que no están sustentados en la realidad. Para combatir esto, el canal debe poder demostrar los casos de uso de la vida real que en la actualidad estén dando resultados en los negocios.

La realidad es que gran parte de esta tecnología es nueva, esto significa que hay nuevas habilidades y terminología a las que hay que adaptarse. Nuestro estudio demostró que 47% de los líderes empresariales en México mencionaron los recursos y el talento como una barrera para adoptar tecnologías de inteligencia artificial y, debido a la escasez de habilidades tecnológicas, este es un problema que parece que no desaparecerá pronto.

Para hacer frente a esto, la formación comienza en casa. Los socios del canal deben asegurarse de que sus equipos estén completamente capacitados y tengan conocimiento de IA, para que entonces puedan asesorar y ayudar a los clientes a tomar las mejores decisiones. La capacitación de equipos específicos de IA debe comenzar ahora para estar en la mejor posición posible para atender a los clientes en el corto y largo plazo. La recomendación es que los socios obtengan el equipo necesario para su laboratorio y brinden a sus equipos experiencia práctica cuánto antes. Dentro de estos equipos, debe haber personas que puedan comunicar los beneficios de estas tecnologías en varios niveles, ya sea al C-Suite, al Gerente de TI o incluso a un científico de datos.

Mito 2: percepción de Hollywood vs la realidad de la IA

La percepción de la IA a menudo se deriva de la manera en la que se presenta a través de los medios de comunicación. Tomemos como ejemplo las películas de Hollywood; la noción de una “revolución robótica” contribuye a que las personas duden antes de explorar las posibilidades que ofrece la IA. En realidad, el término se usa actualmente para abarcar tecnologías como la automatización, el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo. Esto es lo que realmente lo que actualmente está teniendo un impacto en las industrias, eliminando las tareas que consumen mucho tiempo y permitiendo a las empresas procesar grandes cantidades de datos a la velocidad de la luz.

Por ejemplo, en la atención médica, la inteligencia artificial se está utilizando para realizar diagnósticos a través del análisis de grandes cantidades de datos en segundos, en lugar de los días que les tomaría a los humanos. Esto puede contribuir a curar enfermedades que antes se creían incurables. Hay muchos otros ejemplos de tecnologías de inteligencia artificial que tienen un impacto positivo en casi todas las industrias. La IA está ayudando a las compañías de seguros a analizar las imágenes de autos chocados o daños a una propiedad para dar una estimación instantánea del pago por daños, y los vendedores minoristas están aplicando IA al video para reconocer y comprender mejor el comportamiento de los clientes.

Los socios de canal deben poder demostrar la realidad de la IA, la automatización y el aprendizaje automático y los beneficios positivos que pueden aportar a los negocios. Configurar un laboratorio de demostración para clientes es una excelente manera de hacer esto. Solo cuando las empresas puedan ver los casos de uso en la vida real y las implicaciones de estas tecnologías, estarán dispuestas a adoptarlas. Tener este sentido real de cómo funcionan realmente las tecnologías de inteligencia artificial también ayudará a los líderes empresariales a convencer a la fuerza laboral de sus beneficios.

Mito 3: reemplazo de trabajo

Para muchos, el tema de la IA desencadena automáticamente el temor a la sustitución de puestos de trabajo, a lo cual también han contribuido numerosos informes y titulares sensacionalistas. Un ejemplo de ello es este estudio del Foro Económico Mundial, que advirtió que en 2025, más de la mitad de todas las tareas realizadas en los lugares de trabajo las harán máquinas. Enfrentar preguntas y la resistencia de los trabajadores preocupados sobre este tema podría significar una barrera más para la adopción de IA.

Sin embargo, donde hay desafíos, también hay oportunidades, y la conversación necesita pasar de “reemplazo” a “mejora” del trabajo. Hay una cantidad equiparable de estudios que apuntan hacia los beneficios que la IA tendrá en la fuerza laboral, con investigaciones de Gartner que indican que la IA realmente creará más empleos.

Los líderes empresariales y los trabajadores, en cambio, deben centrarse en cómo la IA puede aumentar y mejorar sus roles, y aquí es donde el canal desempeña un papel importante. Los socios pueden ofrecer programas de educación y capacitación sobre estas nuevas tecnologías, no solo para garantizar que la empresa pueda utilizarlas en todo su potencial, sino también para resolver cualquier inquietud relacionada con la IA. Son este tipo de servicios los que posicionarán a los canales como verdaderos socios comerciales.

La inteligencia artificial ha dejado de ser algo lejano. En realidad, ya forma parte de nuestra cotidianidad y está teniendo un impacto positivo. Con tantas oportunidades como desafíos (como con cualquier tecnología nueva), muchos líderes empresariales buscarán a sus socios de canal para obtener guía. Si los miembros del canal logran sensibilizar a los clientes sobre los beneficios de la IA, demostrar su impacto en la vida real y comunicarse con cualquier nivel de una organización, se convertirán en un socio confiable para ayudar a las empresas en su viaje hacia la transformación digital.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO