COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por Bejoy Pankajakshan, EVP y CSO, Mavenir

Si una red 5G no se construye de la manera correcta, los usuarios pueden no acudir a la empresa de telecomunicaciones y los OTT (servicios Over-The-Top) podrían ganar nuevamente.

Se considera que una red 5G es la red más abierta, potente, flexible y avanzada que el mundo de las telecomunicaciones haya visto jamás, capaz de ser diferentes cosas para diferentes usuarios dentro de un segmento diferente del mismo espacio al mismo tiempo, una red 5G es la primera diseñada específicamente con estos múltiples casos de uso diferentes.

Las redes móviles de próxima generación serán irreconocibles de las de las eras 3G y 4G. En esencia, una red 5G es una red de software y su desarrollo e implementación requiere un nuevo enfoque y una nueva forma de pensar. Los operadores están reconociendo la necesidad de alejarse de un entorno patentado, dirigido por hardware, hacia redes automatizadas, nativas de la nube y programables.

Hay poderosas fuerzas económicas y técnicas que impulsan este cambio. Los operadores están viendo aumentar la demanda de uso de datos sin un aumento paralelo de las tarifas, y el poder y el alcance de la tecnología 5G solo servirán para escalar aún más esa situación. La flexibilidad de una red 5G dirigida por software significa que los segmentos de red pueden adaptarse a las diversas demandas tanto de los consumidores como de las empresas, tanto operativa como económicamente.

Una encuesta de Rethink Research a 80 operadores móviles destacó dos factores críticos que dominan el caso de negocio del retorno de la inversión para migrar hacia una arquitectura abierta, automatizada y basada en la nube de próxima generación. El primero fue la necesidad de una reducción radical en el costo total de propiedad de la red (TCO), con los operadores encuestados buscando, en promedio, una reducción del TCO del orden del 35% en los próximos 6-7 años.

Pero se le dio una importancia casi igual a la adaptabilidad de la red: es vital que la red de la próxima generación se pueda ajustar dinámicamente para abordar nuevos servicios, desbloquear oportunidades de ingresos dentro de los mercados empresariales e IoT, y hacer frente a las demandas de tráfico pico.

Los objetivos de reducir el costo total de propiedad y aumentar la adaptabilidad de la red dependerán no solo de la arquitectura nativa de la nube y de un mayor uso de la automatización de extremo a extremo en términos operativos (OSS); como también en la capacidad del proveedor de servicios de monetizar adecuadamente los mismos y automatizar dinámicamente los procesos comerciales y las tarifas (BSS).

Además, se está reconociendo ampliamente que el impacto económico de las redes automatizadas basadas en la nube aumentará con la adopción de plataformas de red completamente abiertas.

El éxito de la Alianza ORAN (Los miembros y colaboradores de la Alianza O-RAN se han comprometido a desarrollar redes de acceso de radio en todo el mundo) ha abierto la cadena de suministro de la red móvil y se encuentra en el centro de iniciativas como el Proyecto de Infraestructura de Telecomunicaciones (TIP) de Facebook, que busca reducir radicalmente los costos de implementación de la red móvil para romper la brecha digital.

Las interfaces OpenRAN permiten a los operadores orquestar y automatizar varios elementos de su infraestructura de múltiples proveedores a través de una red interoperable basada en la nube para reducir los costos de capital y operativos, brindando un mayor y más rápido retorno de la inversión.

OpenRAN y la automatización se encuentran en el corazón de lo que debe ser una red de próxima generación para permitir económicamente todo el potencial de 5G. El pensamiento tradicional en red y la planificación ya no son adecuados para su propósito. Las redes de la próxima generación demandan el pensamiento de la próxima generación para desbloquear los ingresos a los servicios en campos tan diversos como la Industria 4.0, los juegos móviles, las redes de empresas privadas, el IoT del consumidor, las ciudades inteligentes y la transmisión 4K solo se pueden transportar y entregar económicamente en redes 5G abiertas basadas en la nube con automatización de extremo a extremo.

La selección de proveedores se vuelve crucial en este nuevo mundo 5G, especialmente cuando se trata de optimizar el TCO, combinar la tecnología adecuada con el propósito de la flexibilidad y el compromiso con la evolución continua del producto, factores clave obvios. Sin embargo, aquellos proveedores de 5G que pueden construir productos en plataformas que también simplifican y racionalizan las operaciones y la administración de la red de proveedores de servicios harán la mayor contribución a la reducción del TCO.

Deberemos comprometernos a reducir el costo total de propiedad para los operadores que buscan invertir en 5G a través de la innovación. La misma se centra en una nueva plataforma de escala web que combina las mejores tecnologías de código abierto en su clase con valor agregado específico y mejoras dirigidas a implementaciones de operadores. Si bien el código abierto ha brindado flexibilidad para integrar diferentes tecnologías y reducir el tiempo total de comercialización, abordar los casos de uso de telecomunicaciones reales requiere la experiencia de implementar redes de próxima generación y administrar enormes cargas de tráfico.

El campo de sueños de la red 5G se basa adecuadamente en la nube y para cumplirlo se debe poder monetizar con éxito la red y generar el retorno correcto de la inversión del proveedor de servicios debe ser una red de próxima generación abierta, automatizada y a escala web.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO