COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hasta el día 24 de septiembre, los amantes del motor habitarán el Salón de Frankfurt, una cita automovilística que se caracteriza por ser un volcán de sorpresas, ya que todas las marcas pretenden destacar dando a conocer lo mejor de sí mismas en el certamen.

Por ahora, los grandes protagonistas son los coches eléctricos. Uno de los más esperados es Porsche Mission E, el primer coche totalmente eléctrico de la marca alemana del cual ya se habló en ediciones anteriores. Según Xataka, el CEO de la compañía, Oliver Blume, aseguró hace meses que saldría al mercado durante el año 2019 y, por lo que señala, el vehículo tendría una capacidad de carga y una autonomía superior al Model S de Elon Musk.

CEO de Porsche, Oliver Blum

Según Xataka, se trata del primer deportivo eléctrico de cuatro plazas en la historia de la empresa alemana y ofrecerá unas características técnicas espectaculares: 600 caballos de potencia, 500 km de autonomía eléctrica y 15 minutos de carga.

Así pues, la tecnología de carga utilizada consta de un sistema de 800v que cargará la batería en un 80% en solo 15 minutos, haciendo posible alcanzar los 400 km de autonomía, algo que podría hacer temblar a los ‘superchargers’ de Tesla. Además, según Autobild, el fabricante pretende instalar una red de cargadores propia para los clientes potenciales de este vehículo. Por ahora, la marca ya ha instalado dos de ellos en las nuevas oficinas de Porsche en Berlín-Adlershof, uno de los centros más modernos de Porsche.

Por otro lado, según el CEO de la compañía, Oliver Blume, el coche eléctrico se situará por debajo del modelo Panamera pero dispondrá de una potencia de 590 CV que va a hacer posible acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos y alcanzar los 200 km/h en apenas 12 segundos.

Otra de las características que lo elevarán por encima del Model S de Tesla será la implementación de un sistema de conducción autónoma a nivel SAE4, superior al SAE2 que ofrece la compañía de Musk. Este nivel de automatización, que según los registros oficiales comprende niveles del 1 al 5, significa que la conducción humana de Porsche Mission E pasará a un segundo plano debido al alto control automático del coche.

La alta tecnología también estará presente entre los ocupantes gracias a la instalación de una cámara en el interior del coche. Por un lado, ofrecerá un control “eye-tracking” con el que reconocerá qué instrumento está mirando el conductor. Por otro lado, permitirá controlar mediante gestos las diferentes funciones de una pantalla holográfica que también estará situada en la parte delantera.

Todo esto se irá actualizando vía OTA (Over the Air), lo que pretende mejorar la experiencia del usuario al volante, aunque también ofrecerá la posibilidad de configurarse desde el exterior del coche, mediante una tablet a través de una aplicación llamada ‘Porsche Car Connect’.

Oliver Brum aseguró que estará disponible en varias versiones durante la segunda mitad de 2019 y su producción será de 20.000 ejemplares anuales.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY