COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Una de las cosas que produce cierta incertidumbre al comprar en tiendas de Internet es la fluctuación de los precios. Por eso con frecuencia hay dudas sobre si no será mejor esperar a que un producto baje de precio en alguna de las numerosas campañas que suelen activar estas tiendas. Pero eso puede resultar una operación tediosa en la que debemos ir visitando una web periódicamente. Aunque hay herramientas para evitar esa pérdida de tiempo.

Cada vez más consumidores optan por realizar sus compras desde su móvil y así ahorrar tanto en tiempo como en dinero. Aun así, para beneficiarse del mayor ahorro posible es importante tener en cuenta la variación continua de los precios de las tiendas online. Detrás de la constante fluctuación de los precios en Internet se esconde una técnica comercial conocida como precios dinámicos.

Hoy en día hay muchas opciones para elegir la mejor tarifa de internet y móvil.

Movistar, Orange, Vodafone, Euskaltel, Móbil R y ONO, esta última con la misma oferta que Vodafone desde que la compañía británica lo comprase en 2015, ofrecen a sus clientes la posibilidad de contratar ofertas combinadas con internet, móvil y televisión. Todas ellas incluyen las llamadas ilimitadas desde el fijo. Los servicios del móvil varían dependiendo del plan contratado: minutos gratis, llamadas ilimitadas, tarifa de datos más o menos amplia…

A la hora de comprar online, tenemos que saber cuales son los secretos de los precios dinámicos… ¿Es cierto que ciertos productos son más baratos determinados días de la semana? ¿Hay un día de la semana especialmente propicio para comprar en línea?

Los algoritmos utilizados para determinar los precios online de forma dinámica por lo general dejan poco margen para los pronósticos. Sin embargo, se ha conseguido poner de relieve que realizar las compras a finales de semana permite ahorrar hasta un 13 % en comparación con el principio de la semana.

Aunque no ha sido posible identificar un día en común para los diferentes tipos de productos, del análisis se desprende que el viernes es el día más barato para comprar online, mientras que los martes y los miércoles son los días más caros. Si decidimos comprar juegos de mesa o gafas de sol, por ejemplo, y lo hacemos a finales de semana en lugar de a principios, nos ahorraremos un 4 %. Sin embargo, si en lugar de estos productos buscamos una pulsera deportiva, la diferencia de precio entre comprar un jueves o un viernes puede llegar a ser de un 13 %.

De acuerdo con un estudio realizado sobre el comportamiento de compra por internet en España, el jueves es el día en el que se compra más online en ese país.

Una tendencia muy extendida actualmente entre los minoristas que venden online es introducir en sus propias plataformas de comercio electrónico algoritmos para determinar rápidamente los cambios en la oferta y la demanda de ciertos productos, además de monitorizar los precios de la competencia, y así ajustar el precio de su producto de forma constante para ofrecer siempre el precio más competitivo.

Plataformas como Amazon llevan esta práctica al extremo, cambiando el precio de sus productos hasta 2.5 millones de veces al día y situarse así siempre entre los eCommerce con mejores precios. Sin embargo, la cara negativa de esta práctica es que si los precios de la competencia son mucho más altos, la plataforma que cuente con este tipo de algoritmo integrado podrá subir su precio todo lo que quiera (dejándolo siempre algo por debajo del de sus competidores) para maximizar así sus beneficios.

Tendremos que estar siempre atentos verificando el producto que deseamos comprar y evaluar sus fluctuaciones para elegir mejor cuando realizarlo y así conseguir el mejor precio del mercado.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO