Ignacio Perrone, Gerente de Investigación, Digital Transformation, Frost & Sullivan
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por: Ignacio Perrone, gerente de investigación, Frost & Sullivan

@ignacioperrone

Cuando se tiene el privilegio de asistir a encuentros de analistas convocados por alguna empresa del mercado, uno llega con algunas preguntas, recibe respuestas, y además recibe una gran cantidad de información extra que ni siquiera se imaginaba que existía. Pero también se va con algunas preguntas nuevas. Lo divertido de esta profesión es que el caudal de preguntas nunca se acaba. Todo esto se aplica al último Foro de Analistas de Century Link, dos intensos días a mediados de septiembre.

Dentro del primer grupo (las preguntas que viajaron conmigo en el avión), me interesaba en especial saber qué había cambiado con la adquisición de Level 3 por parte de Century Link. Buena parte del management sigue en sus posiciones. A nivel de América Latina, esto es absolutamente así. No hacían falta golpes de timón bruscos, pues el barco navegaba en el rumbo correcto.

La composición de los activos de la empresa y su foco a nivel clientes sigue siendo casi idéntico. Centralidad de la red como diferenciador y foco en clientes empresariales (a nivel clientes, en América Latina el foco es más exclusivo todavía, grandes clientes sobre todo, más algunos clientes no tan grandes pero intensivos en su uso de los recursos que vende Century Link, mientras que en Estados Unidos hay una pata residencial). La empresa muestra, de manera consistente cada año en sus encuentros para analistas, una evolución coherente. Ahora la vuelta de tuerca es una red híbrida, conexión directa a las principales nubes (como AWS, Azure, etc) y servicios gerenciados cada vez más amplios y con una segmentación que apunta a masificarlos al menos en el primer nivel, con un par de niveles más con grados crecientes de personalización. Para completar el cuadro, seguridad embebida. Estas fueron las piezas clave del rompecabezas que desplegó la empresa, que se completaban con algunas piezas muy comunes en la industria: 4ta Revolución Industrial, Transformación Digital, o hasta 5G (más sobre este punto abajo). ¿Las frases más repetidas, para grabarlas a fuego? Excelencia operacional y experiencia del cliente. Justamente, la convocatoria rezaba: “Experience The New Century Link” (así, con las negritas). Enfatizando el foco en la “experiencia”.

¿Y del lado del contenido inesperado? La sesión que más me abrió los ojos fue sobre las soluciones cloud. La estrategia hasta acá es competitiva, tiene eje en la red y busca entregar un modelo único de consumo de nube (multi-cloud, para ser exactos) en un entorno seguro y gestionado. Pero el paso siguiente, en el que está embarcada la empresa, es la entrega de una herramienta de Cloud Application Manager, donde el cliente puede traer sus nubes o comprar a través de Century Link, sean públicas o privadas, y donde se puede gestionar el ciclo de vida de las aplicaciones, optimizarlas y aplicar analíticos o servicios gestionados desde cualquier lugar. También la visión de 5G fue interesante. Century Link no ha incursionado, ni piensa hacerlo, en el terreno móvil. Pero sí se ve a sí misma como un habilitador, a partir de su red fija, para los operadores móviles, que además de espectro requerirán grandes anchos de banda fijos (léase, fibra).  

Finalmente, me traje algunas preguntas nuevas, que se empezaron a formar en mi cabeza mientras viajaba de vuelta a casa. En especial, viendo la importancia de la estrategia alrededor de la nube y la herramienta cloud application manager, me surgieron dudas sobre el futuro de los centros de datos de la empresa en la región. Cada vez más, en los mercados más desarrollados, la estrategia de Century Link pasa por ofrecer interconexión a diversas nubes, en especial las principales que no están en sus centros de datos. Así, parece que los centros de datos en América Latina son parte de un presente pujante, pero… ¿por cuánto tiempo?

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO