COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Parecía que todo estaba dicho en los sitios de compra-venta de objetos a través de la red, pero se ha descubierto un nuevo “mercado virtual” que llega con ganas de mejorar las dinámicas que se ven actualmente y de que su diferente forma de encarar los retos transforme los puntos más débiles de otros operadores “tradicionales” en sus fortalezas.

Pressbuy.com, una iniciativa familiar, liderada por la emprendedora Ana Fons, para operar globalmente y que, apuesta decididamente por América Latina, demuestra con su novedosa propuesta que todavía es posible dar una vuelta de tuerca a los modelos de negocio que operan en la red y que las mujeres tienen mucho que decir en el emprendimiento digital.

TyN Magazine realizó una entrevista exclusiva con la líder de está nueva iniciativa en donde contó cuáles son los beneficios de una subasta inversa, en qué consisten las garantías para ofertantes y compradores y en qué mercados planea operar la organización.

TyN: ¿Qué es Pressbuy y qué novedades aporta?

Ana Fons: Pressbuy es una página de mercado online donde particulares y profesionales venden o compran casi cualquier cosa. Hay tres elementos que diferencian a al sitio de cualquier otro mercado digital y representan grandes fortalezas: en primer lugar, su novedoso modelo de venta a través de subasta inversa; en segundo, las garantías que ofrece a comprador y vendedor; y, además, la misma página web funciona –cambiando moneda e idioma- en todo el mundo.

TyN: ¿Cómo funciona una subasta inversa y por qué es mejor?

AF: Una subasta inversa es algo muy antiguo, que se utiliza, por ejemplo, en las lonjas de pescado. En PressBuy, los productos salen a la venta por un determinado precio máximo y para un periodo de venta concreto. Desde el primer momento se inicia una cuenta atrás indicada por un cronómetro y los precios bajan cada día, lo que supone un enorme incentivo para que los clientes quieran seguir la trayectoria de los precios de cada producto. El producto desaparece de la tienda en el momento en que finaliza el periodo fijado para la venta, o en el que un cliente lo compra, lo que antes suceda. En realidad, se trata de una forma de regateo automática. Por ejemplo, cualquiera de nosotros podemos tener un sofá que queremos vender por 500 dólares, pero, solo por quitárnoslo de encima, estaríamos dispuestos a darlo hasta por 300. Su precio de salida serían 500 e iría bajando hasta 300, que sería su precio mínimo, pero el comprador nunca sabrá cuál es el precio mínimo que el vendedor tiene pensado, lo que mantiene al comprador en permanente contacto con Pressbuy gracias a todo el sistema de notificaciones. De la misma manera, aquellos que quieren comprar un sofá pueden tener un presupuesto de 200 pero estar dispuestos a pagar hasta 250 si encuentran uno que les gusta mucho. En este caso, lo más probable es que el consumidor lo compre por 250 para evitar que otra persona “se lo quite”. 

TyN: ¿A quién beneficia más: al vendedor o al comprador?

AF: En realidad, es bueno para ambos. Puesto que el precio del producto no para de bajar, el comprador puede obtener un mejor precio por él. Solo necesita estar atento y comprar cuando haya bajado hasta un precio que se ajuste a su presupuesto, pero sin esperar demasiado porque se lo pueden quitar. Por su parte, el vendedor decide a qué precio quiere que salga el producto a la venta, “su precio ideal”, pero tiene en mente el mínimo por el cual estaría dispuesto a realizar la venta.

TyN: ¿En qué consisten las garantías para ofertante y comprador?

AF: A diferencia de otros mercados digitales, cuando el comprador da la orden de pago es PressBuy.com quien recibe el dinero y, entonces, da orden al vendedor de enviar -por el sistema pactado- el producto al comprador y, solo cuando éste confirma haberlo recibido, entrega el dinero al vendedor. Esta dinámica tiene varias consecuencias: el vendedor sabe que recibirá el dinero, el comprador sabe que recibirá el producto, y la operación se agiliza porque el vendedor es el primer interesado en realizar una entrega rápida, bien sea en persona o mediante envío, para que Pressbuy.com le abone el importe.

TyN: ¿Alguna otra diferencia que debería hacer que un vendedor o comprador prefiera este sitio a otros más conocidos?

AF: Si, aún hay más. La comodidad de una única página para todo el mundo -en la página de inicio ya puedes escoger moneda e idioma-; el hecho de que no sea necesario registrarse para comprar; el chat de atención al usuario para cualquier duda que alguien pueda tener; y la posibilidad de que comprador y vendedor se comuniquen sin facilitar datos personales.

TyN: ¿Qué tipo de productos se pueden encontrar ahora o se podrán encontrar en el futuro?

AF: No limitamos por tipología. Estamos abiertos a cualquier tipo de producto o servicio cuya compraventa sea legal. Antes de ofertar un producto pedimos al vendedor que garantice una serie de extremos, como que el producto no es falsificado o robado, no es ofensivo, no viola derechos de autor, y un largo etcétera.

TyN: ¿En qué países opera y qué planes de expansión tiene?

AF: Pressbuy.com nace en 2017 bajo un nuevo concepto global para operar en todo el mundo. Un mundo que ya está enteramente interconectado. Actualmente, nuestra presencia es mayor en algunos países de Asia y Estados Unidos, y estamos arrancando en España, pero nuestra apuesta de futuro es América Latina.

TyN: ¿Por qué estos mercados?

AF: América Latina tiene un potencial muy grande dada la ya enorme penetración de aparatos inteligentes entre la población, la falta de competencia -son pocos los sitios web de mercados que operan en ella-, y el gran apetito de los consumidores por las dinámicas digitales. El comercio electrónico todavía tiene que crecer en estos países y queremos estar bien posicionados para aprovechar el empuje.

TyN: ¿Cómo genera Pressbuy sus ingresos?

AF: Los ingresos llegan de distintas maneras. La más obvia, es la pequeña comisión que se desprende de cada operación; pero, además, ofrecemos publicidad para anunciar los productos en la web -posicionamiento, producto aleatorio, ubicación página principal, etc.– que conlleva ingresos.

TyN: ¿Cuándo espera dar beneficios?

AF: Finales de 2018.

TyN: ¿Quiénes son los accionistas?

AF: Es capital puramente familiar.

TyN: ¿Es más difícil para una mujer que para un hombre emprender en digital?

AF: Creo que, a la hora de arrancar un negocio en Internet, los hombre y mujeres se enfrentan a dificultades similares. Sin embargo, Internet puede ser una vía magnífica para que emprendan, innoven, aporten y se reinventen aquellas mujeres que en su día dejaron su carrera profesional en un segundo plano para dedicar más tiempo a sus familias, y ahora son demasiado mayores para reincorporarse a un mercado laboral que ya no cuenta con ellas. Te tienes que buscar la vida para ingresar y para sentirte realizada, y a cualquier edad se puede ser mujer y empresaria.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY