COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por Ailtom Nascimento, Vicepresidente de Stefanini

El tiempo parece mucho más corto cuando observamos la velocidad de transformación de las nuevas tecnologías. Lo que surgió hace seis meses puede convertirse en un brote de ojos, especialmente con la diseminación de soluciones disruptivas como Analytics, Blockchain, Inteligencia Artificial, IoT y Machine Learning. Imagine lo que será cuando tengamos acceso a la computación cuántica. ¿Qué puede crear la gente? ¿Cuál será el límite? ¿Habrá límite?

Confieso que no tengo respuestas, pero me siento como si tuviera que descubrir todo de nuevo, como sucedió con los grandes navegadores. La transformación digital nos ha llevado a un nivel mayor de exigencia en que hay que pensar más allá de las fronteras. Pero, ¿cómo preparar profesionales para que actúen de esa forma y adopten un mindset de crecimiento? En este caso, sugiero un camino que priorice la educación.

Con las transformaciones tecnológicas y el surgimiento de nuevas profesiones, la tendencia es que la carrera agregue cada vez más nuevas habilidades. Aunque la persona esté formada en un área, ella debe tener una visión del todo, prepararse para desarrollar proyectos diferentes, simultáneamente. El futuro de la educación está en su continuidad durante toda la vida.

La colaboración será otra tónica presente en el aula y en los ambientes profesionales, por medio de coworking, para agregar conocimientos y solucionar problemas. En la era de la digitalización, crear más, proponer y exponerse más harán la diferencia. Y toda esa preparación debe comenzar en la enseñanza básica, valorizando la investigación y el descubrimiento desde temprano. La educación para el mundo 4.0 prevé nuestro (des) formato, es decir, liberarnos de patrones que limitan la creatividad.

Para hacer girar esta rueda, el profesor debe estimular el debate para que los niños aprendan unas con otras y, al mismo tiempo, sean desafiados a cuestionar y encontrar nuevas respuestas. En este escenario, la conectividad tendrá un papel imprescindible para llevar información a las localidades más remotas de Brasil. Con los dispositivos de IoT, es posible preparar profesores, compartir conocimiento y calificar a los profesionales de las más diversas áreas a tiempo completo.
.
Más que consolidar información, la educación intensifica el diálogo y ofrece más oportunidades para el desarrollo de habilidades que puedan transformar el futuro del trabajo. Con las plataformas digitales disponibles y con el crecimiento económico estimado en los próximos años, nuevos empleos deberán ser creados, aunque algunos desaparezcan en función de la automatización.

Es el momento para que todos se preparen para profundos cambios, que no necesariamente significan algo malo o amenazador, apenas diferente y con más desafíos educativos por delante. La cultura de la innovación, el espíritu empresarial y la seguridad, incluso para proteger su propio entorno doméstico y profesional, debe hacerse más frecuente. Vivimos la era del crecimiento exponencial en que la fuerza de trabajo y el conocimiento tienden a reinventarse por la tecnología.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO