COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cristiano Amon (en la foto, a la izquierda), presidente de Qualcomm, explica que la economía empujará a las operadoras a adoptar la 5G con mayor rapidez, porque estas querrán reducir los costes de la oferta de datos a los clientes y concentrar los gastos de explotación.

Amon explica que las operadoras han empezado a construir redes 5G y tienen que pagar gastos de explotación diarios por la nueva infraestructura, y les conviene desplazar una gran capacidad de tráfico hacia dichas redes para lograr una mayor eficiencia y ahorrar dinero. Observa que se dio una situación parecida en el paso de la 2G a la 3G, y luego a la 4G, cuando las operadoras migraban el tráfico y consolidaban las redes heredadas para reducir los gastos operativos.

Caso de negocio

En un acto con los medios de comunicación, el directivo ha reconocido que lo más importante en la 5G es la capacidad y el rendimiento, pero ha argumentado que las operadoras van a necesitar provisión de cobertura para explotar todo el valor económico de sus casos de uso.

Explica que “cuanto más rápidamente complete cada operadora la transición, mejores serán sus resultados económicos. No es posible adoptar uno de los modelos de negocio de la 5G sin adoptar también el otro. Sus posibilidades de crear valor solo se desarrollarán plenamente cuando se disponga de una red madura… no bastará con construir tan solo en uno u otro mercado.”

La economía también supondrá un incentivo para que las operadoras realicen la transición en el plano de los dispositivos. Amon observa que las operadoras deben asumir mayores costes para ofrecer servicios a clientes que utilizan dispositivos más antiguos, desprovistos de capacidades avanzadas como 4X4 MIMO, porque en tal caso se precisan mayores recursos para retransmitir los datos a los clientes durante un período de tiempo más prolongado. “La economía de una operadora que trabaja actualmente con 4G se ve afectada por las prestaciones del módem del usuario”. Afirma que el mismo principio se aplicará a la 5G.

Amon ha dado a conocer sus puntos de vista en un momento en el que las operadoras estadounidenses trazan sus estrategias para el despliegue de la 5G. Verizon ha optado por ponerse en cabeza mediante lanzamientos de servicios de telefonía fija-inalámbrica en un puñado de mercados durante el 2018, mientras que AT&T prepara lanzar tanto la telefonía fija-inalámbrica como un hotspot móvil 5G para finales del mismo año. Otras, como Sprint y T-Mobile, están trazando planes para desplegar telefonía móvil en todo el país en el 2019 y el 2020, respectivamente.

Fuente: Mobile World Live

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO