COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Paul Jacobs (en la foto), antiguo presidente y consejero delegado de Qualcomm, busca fondos de inversores como SoftBank interesados en adquirir la empresa estadounidense, después de que el presidente Donald Trump haya bloqueado la oferta hostil de compra por 142.000 millones de dólares (unos 115.000 millones de euros) presentada por Broadcom.

Según el Financial Times (FT), Jacobs, consejero delegado de Qualcomm entre julio de 2005 y marzo de 2014, ha informado de su plan a los miembros del consejo de administración. De prosperar, se trataría de una de las operaciones de adquisición más importantes de la historia. Uno de los posibles socios con los que ha contactado es SoftBank, con sede en Japón, que controla el fondo de inversión en tecnología Vision Fund, dotado con 100.000 millones de dólares (unos 81.000 millones de euros).

Ahora Intel va por Broadcom

Hace pocos días, Broadcom renunció formalmente a tratar de adquirir Qualcomm, después de que una orden presidencial sin precedentes emitida por Donald Trump haya bloqueado el acuerdo por temor a que suponga un peligro para la seguridad nacional. La firma con sede en Singapur también ha retirado a seis candidatos nominados para las elecciones al consejo de administración de Qualcomm.

Ciertas fuentes han declarado al FT que los vínculos personales de Jacobs con Masayoshi Son, fundador de SoftBank, podrían facilitar un acuerdo. Sin embargo, otros factores complican la situación. Qualcomm no solo invierte en el Vision Fund, sino que además es uno de los principales clientes de ARM, la firma de tecnología de chips que es propiedad de SoftBank.

Por otra parte, la financiación procedente de la firma japonesa podría llamar la atención del CFIUS (Commitee on Foreign Investment in the United States, Comité de Inversiones Extranjeras en los Estados Unidos), que ya investigó si la adquisición de Qualcomm propuesta por Broadcom podía representar una amenaza contra la seguridad nacional. Existe el temor de que una adquisición hostil de Qualcomm debilite la posición de dicha empresa en el desarrollo de la 5G y “allane el camino para que China expanda su influencia en el proceso de fijación de estándares para la 5G”.

Jacobs, hijo de Irwin Jacobs, cofundador de Qualcomm, acaba de ceder su puesto de presidente a Jeffrey Henderson. La firma explica que el nombramiento de un presidente independiente favorece sus intereses en una “coyuntura importante” de su historia. Jacobs, que ha tenido un papel central en la lucha contra la oferta de Broadcom, permanece en el consejo de administración.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO