COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las disputas entre Apple y Qualcomm parecen no tener fin. En medio del proceso judiacial un directivo de Apple hace declaraciones inesperadas.

Apple reconoce, en pleno proceso contra Qualcomm por presuntas prácticas monopolísticas, que los componentes de dicha firma fueron la única opción a la que pudo recurrir cuando desarrolló los iPhone con 4G.

La declaración proviene de Matthias Sauer, director de Arquitecturas de Sistemas Celulares en Apple. El directivo ha testificado que Apple, al desarrollar su nueva línea de iPhones, tuvo en cuenta a empresas rivales de Qualcomm como Ericsson, Broadcom e Intel ya en 2012, y que tan solo Qualcomm pudo ofrecerles un producto que cumpliera las especificaciones requeridas. Hubo que esperar hasta septiembre de 2016 para que otras firmas suministraran chips adecuados a un dispositivo Apple con capacidad para LTE.

La FTC (siglas inglesas de Comisión Federal de Comercio, organismo regulador estadounidense) ha acusado a Qualcomm de prevalerse de su posición de predominio en el mercado de chips para smartphones a fin de obligar a los fabricantes de teléfonos móviles a pagar tasas más elevadas por la concesión de licencias.

En el 2017, Apple presentó una demanda similar contra Qualcomm en el marco de su prolongado litigio con dicha empresa. Acusó al fabricante de chips de recurrir a tácticas monopolísticas en la concesión de licencias.

Con todo, la revelación de Sauer facilitará la defensa de Qualcomm.

El directivo también ha afirmado que Apple eligió a Qualcomm como único proveedor para el iPad de 2014, dejando con ello de lado a Intel por razones comerciales, y no técnicas.

El caso debería resolverse a inicios del mes de febrero.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO