COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cuatro grandes bancos españoles -BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell- cerrarán al menos 800 sucursales este año, aprovechando el avance de la digitalización, mientras que las otras dos entidades de mayor tamaño, Santander y Bankinter, descartan por el momento la clausura de oficinas en 2020.

Este recorte supone algo más del 5,6% de la red de la gran banca en España, que contaba exactamente con 14.141 sucursales a cierre de marzo.

Itaú selecciona a Temenos para potenciar sus operaciones bancarias internacionales

Bankia ficha a un directivo de PayPal para su salto digital

CaixaBank vende el 51% de Money To Pay a Global Payments

La búsqueda de eficiencia es la principal razón del cierre de los establecimientos, que no llevan aparejado necesariamente un recorte de plantilla, pues en muchos casos se echa la persiana de sucursales que cuentan con otra muy próxima y se reubica a los trabajadores.
Además, las entidades coinciden en que la experiencia vivida durante el estado de alarma por la pandemia del coronavirus, en la que han seguido prestando servicios al cliente pero especialmente de forma remota, les hará avanzar en los cierres.

CaixaBank, que a finales de marzo contaba con 3.846 sucursales en España, cerrará 300 oficinas este año, cumpliendo antes de lo previsto el objetivo de reducción de su red fijado en su plan estratégico 2019-2021.

BBVA y Sabadell, antes de que estallara la crisis de la COVID-19, habían dicho públicamente que echarían la persiana de 160 y 200 sucursales en España, respectivamente, aunque ello no implicase recortes de personal sino más bien una redistribución de plantilla.

A finales del primer trimestre del año, la red de BBVA en España era de 2.593 sucursales y la de Sabadell, de 1.847.

De este modo, la suma del cierre de oficinas sólo de CaixaBank, BBVA y Sabadell alcanza las 660 y llega a las 800 si se incluye a Bankia, que, aunque suele llevar a cabo este tipo de ajustes cada año, ha concretado a los sindicatos que serán 140 oficinas en 2020.

Aunque otras entidades de menor tamaño puedan seguir una estrategia similar, la situación no es igual en todos los bancos ya que, por ejemplo, Santander y Bankinter recuerdan que no tienen sobre la mesa planes para ajustar su red este año.
El Banco Santander tenía 3.222 oficinas en España a cierre de marzo, después de haber cerrado 1.150 sucursales tras su fusión con el Popular, mientras que Bankinter mantiene prácticamente el mismo número desde hace una década y a finales del primer trimestre tenía 364 oficinas.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO