COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Es obvio que la transformación digital implica cambios. Sin embargo, los tomadores de decisiones corporativas, en general, subestiman la magnitud de los cambios. Pueden darse en el contexto de la tecnología, donde los datos se está convirtiendo en moneda digital, en el ámbito de las personas, cada vez más inmersas en el mundo virtual, o en el contexto de los negocios donde la nube ha incrementado la frecuencia de la innovación.

El cambio es el driver y el resultado, pero desde la perspectiva de Google la raíz y la definición de la transformación digital consiste en adoptar e incorporar inteligencia en todos los aspectos del negocio. Esto no significa que los empleados serán reemplazados radicalmente por robots, sino a través de la implementación del aprendizaje de las máquinas y del análisis avanzado de datos. Así, los procesos, las decisiones y los productos se pueden mejorar a medida que más información y conocimiento se encuentre disponible. Además de una formulación teórica, los ejecutivos de Google la han llevado a la práctica. La compra de la compañía británica Deepmind en 2014, dedicada a la inteligencia artificial es un ejemplo.

El equipo de Deepmind reúne algunas de las principales figuras en el mundo de la inteligencia artificial, en particular, la analítica avanzada, la toma de decisiones basadas en datos y el aprendizaje automático. A través de la adquisición de Deepmind, Google se colocó a sí misma a la vanguardia del subsector de la inteligencia artificial y, a su vez, a la delantera de las próximas revoluciones industriales.

¿Qué significa esto para el concepto de transformación digital? Todo, de acuerdo con Yuval Dvir, líder de asociaciones online de Google for Work para Europa, Medio Oriente y África.

El especialista explicó que la transformación digital es el proceso de construir una organización capaz de competir en un mundo conectado. En general, se indica que las organizaciones grandes, complejas y tradicionales tienen que adaptar sus modelos para permitir la competencia con pequeñas empresas startups, ágiles, que son impulsadas por el poder de la computación en nube. Esto sólo puede hacerse a través de la implementación de procesos y tecnologías que permiten la automatización, flexibilidad y adaptabilidad, lo cual significa la construcción de inteligencia en productos, procesos y modelos de negocio.

Para los propios proyectos de transformación de Google, Deepmind es la tecnología central que le permite competir. Google es uno de los líderes mundiales en el campo de la inteligencia artificial, por lo que siempre va a decir que la inteligencia y la visión es la piedra angular de cualquier estrategia exitosa de transformación digital. Sin embargo, es una de las pocas empresas que ha dado una explicación relativamente sencilla de lo que significa la transformación digital.

Lo que hace Google con Deepmind puede ser un ejemplo que se puede aplicar en otros lugares. En el caso del gigante de Internet, la transformación digital significa la aplicación de nuevas tecnologías que hacen que su negocio sea más inteligente y automatizado, con capacidad para funcionar en el mundo conectado e impulsando la participación digital del consumidor.

El presente artìculo es una traducción y adaptación de Google has a crack at defining digital transformation

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO