COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los sistemas de inteligencia artificial más exitosos serán los que comprenden una inteligencia emocional casi indistinguible de la interacción humano a humano, según Bronwyn van der Merwe, directora de grupo en Fjord Australia y Nueva Zelanda, el brazo de diseño e innovación de Accenture Interactive.

Si bien el concepto de IA no es nuevo, Bronwyn van der Merwe espera que la inteligencia emocional emerja como la fuerza impulsora detrás de lo que ella llamó la próxima generación en IA, ya que los humanos se sentirán atraídos por la interacción humana.

Van der Merwe explicó que partiendo de la primera fase de la tecnología de Inteligencia Artificial, la inteligencia emocional mejorará la capacidad de AI para comprender las emociones y continuamente adaptarse y aprender de la información para proporcionar respuestas humanas en tiempo real.

Actualmente, el 52 % de los consumidores interactúa globalmente a través de chats en vivo o aplicaciones móviles alimentados por AI, mensualmente, según informó Fjord, y el 62 % asegura que se sienten cómodos con un asistente con una inteligencia artificial respondiendo a sus consultas.

Dado que se espera que el apetito de los consumidores por la IA continúe creciendo a un ritmo rápido, van der Merwe predice que la inteligencia emocional será el diferenciador crítico entre lo excelente y lo bueno en los productos de IA, especialmente dado que para 2020 espera que la persona promedio tenga más conversaciones con chatbots que con personal humano.

“La gente probablemente se sentirá más atraída a interactuar con los chatbots y la IA que tiene personalidad”, dijo. “Ya estamos viendo esto … es un acompañante y es algo con lo que las personas pueden interactuar”.

Van der Merwe explicó que Amazon, Microsoft y Google están contratando comediantes y guionistas en un intento por aprovechar el aspecto humano de la inteligencia artificial al incorporar personalidad a sus tecnologías.

Bronwyn van der Merwe dijo que las empresas tendrán que concentrarse mucho en la transparencia y la confianza, y decirle a los clientes que cuando comiencen a hablar con una máquina, tengan cuidado de no difuminar las líneas.

“En este momento, mi recomendación para nuestros clientes es que tenemos que experimentar con esto… y necesitamos obtener datos para validar nuestra respuesta”, dijo

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO