COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La capacidad del mundo a la hora de fomentar la acción colectiva para poder hacer frente a las crisis más graves y urgentes, ha alcanzado unos niveles muy dificultosos. Además, el empeoramiento de las relaciones internacionales también ha dificultado la adopción de medidas frente a una serie de desafíos cada vez mayor. Todo ello enmarcado en un panorama económico cada vez más sombrío, en parte debido a las tensiones geopolíticas y esto parece que va a reducir aún más el potencial de la cooperación internacional en 2019. Estas son las conclusiones del Informe de Riesgos Globales 2019 del Foro Económico Mundial.

El Informe de Riesgos Globales, que incorpora los resultados de la Encuesta de Percepción de Riesgos Globales anual de aproximadamente 1.000 expertos y responsables en la toma de decisiones, señala un deterioro de las condiciones económicas y geopolíticas actuales. Las disputas comerciales empeoraron rápidamente en 2018 y el informe advierte que el crecimiento de cara a 2019 se verá frenado por las continuas tensiones geoeconómicas, con un 88% de los encuestados esperando una mayor erosión de las normas y acuerdos comerciales multilaterales.

De acuerdo con el informe, si las dificultades económicas representan una amenaza para la cooperación internacional, los esfuerzos se verán todavía más interrumpidos en 2019 debido al aumento de las tensiones geopolíticas entre las principales potencias. El 85% de los encuestados afirman que el 2019 implicará mayores riesgos con respecto a “confrontaciones políticas entre las principales potencias”. Además, el informe analiza los riesgos asociados a lo que entendemos como un orden mundial “multiconceptual”, en el que las inestabilidades geopolíticas reflejan no sólo los cambios en los balances de poder sino también la creciente importancia de las diferencias en los valores fundamentales.

“En un contexto en el que el comercio global y el crecimiento económico están en riesgo, es muy importante renovar la arquitectura de la cooperación internacional. No tenemos la pólvora para hacer frente al tipo de ralentización a la que nos podría llevar la dinámica actual. Lo que necesitamos ahora es una acción coordinada y concertada para sostener el crecimiento y hacer frente a las graves amenazas a las que se enfrenta nuestro mundo en la actualidad”, dijo Børge Brende, Presidente del Foro Económico Mundial.

Según la encuesta, en un escenario de 10 años, los riesgos cibernéticos siguen imperando como una de las mayores preocupaciones con respecto al 2018, pero más a largo plazo los riesgos ambientales siguen dominando las preocupaciones de los encuestados. Los cinco riesgos ambientales a los que se refiere el informe se encuentran de nuevo en la categoría de alto impacto y alta verosimilitud: pérdida de biodiversidad; fenómenos meteorológicos extremos; fracaso en la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo; desastres provocados por el hombre y desastres naturales.

Alison Martin, Directora de Riesgos de Zurich Insurance Group, dijo: “El 2018 fue tristemente un año de incendios forestales históricos, continuas inundaciones y un aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero. No es de extrañar que en 2019 los riesgos ambientales vuelvan a dominar la lista de las principales preocupaciones. También lo hace la creciente probabilidad de fracaso de la política ambiental o la falta de aplicación oportuna de las políticas en general. Para responder eficazmente al cambio climático se requiere un aumento significativo de la infraestructura para adaptarse a este nuevo entorno y a la transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono. Para 2040, se prevé que el déficit de inversión en infraestructura global alcance los 18 billones de dólares, frente a las necesidades previstas de 97 billones de dólares. Con este trasfondo, seguimos pidiendo una mayor colaboración entre todas las partes interesadas y también recomendamos encarecidamente que las empresas desarrollen una estrategia de adaptación a la resiliencia climática y actúen en consecuencia desde ahora”.

Los riesgos ambientales también plantean problemas para la infraestructura urbana y su desarrollo. Con el aumento del nivel del mar, muchas ciudades se enfrentan a soluciones muy costosas para problemas que van desde la extracción de agua subterránea limpia hasta las barreras de las supertormentas. La falta de inversión en infraestructuras críticas como el transporte puede dar lugar a averías en todo el sistema y exacerbar los riesgos sociales, ambientales y sanitarios asociados.

John Drzik, Presidente de Global Risk and Digital Marsh, dijo: “La persistente falta de financiación de las infraestructuras críticas en todo el mundo está obstaculizando el progreso económico, haciendo que las empresas y las comunidades sean más vulnerables tanto a los ciberataques como a las catástrofes naturales, y no aprovechando al máximo la innovación tecnológica. Asignar recursos a la inversión en infraestructura, en parte a través de nuevos incentivos para las asociaciones público-privadas, es vital para construir y fortalecer las bases físicas y las redes digitales que permitirán a las sociedades crecer y prosperar”.

A nivel individual, la disminución del bienestar psicológico y emocional es tanto una causa como una consecuencia en el panorama global de los riesgos, lo que repercute, por ejemplo, en la cohesión social y la cooperación política. El Informe de Riesgos Globales 2019 se centra explícitamente en este aspecto humano de los riesgos mundiales, prestando especial atención a la función que desempeñan las complejas transformaciones globales que se están produciendo: sociales, tecnológicas y laborales. Un tema común es que el estrés psicológico se relaciona con un sentimiento de falta de control frente a la incertidumbre.

El informe de este año revive la serie Future Shocks, en la que se reconoce que la creciente complejidad e interconexión de los sistemas globales puede dar lugar a bucles de retroalimentación, efectos de umbral y perturbaciones en cascada. Estos escenarios de «qué pasaría si» dan pie a la reflexión, ya que los líderes mundiales evalúan las posibles conmociones que podrían desestabilizar rápida y radicalmente el mundo. Las repentinas y dramáticas averías de este año incluyen viñetas sobre el uso de la manipulación del tiempo para avivar las tensiones geopolíticas, la informática cuántica y emotiva, y los desechos espaciales.

El Informe de Riesgos Globales 2019 ha sido desarrollado con el inestimable apoyo de la Junta Asesora de Riesgos Globales del Foro Económico Mundial a lo largo del año pasado. También se beneficia de la colaboración continua con sus socios estratégicos Marsh & McLennan Companies y Zurich Insurance Group, y sus asesores académicos en la Oxford Martin School (Universidad de Oxford), la National University de Singapur y el Wharton Risk Management and Decision Processes Center (Universidad de Pennsylvania).

Los 5 principales riesgos por probabilidad

  1. Eventos meteorológicos extremos (por ejemplo, inundaciones, tormentas, etc.)
  2. El fracaso de la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo
  3. Catástrofes naturales graves (por ejemplo, terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, tormentas geomagnéticas)
  4. Incidente masivo de fraude/robo de datos
  5. Ciberataques a gran escala

Los 5 principales riesgos por impacto

  1. Armas de destrucción masiva
  2. El fracaso de la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo
  3. Eventos meteorológicos extremos (por ejemplo, inundaciones, tormentas, etc.)
  4. Crisis del agua
  5. Catástrofes naturales graves (por ejemplo, terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, tormentas geomagnéticas)

Las 5 principales interconexiones de riesgo

  1. Eventos climáticos extremos + fracaso de la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo
  2. Ciberataques a gran escala + ruptura de infraestructuras y redes de información críticas
  3. Alto desempleo estructural o subempleo + consecuencias adversas de los avances tecnológicos
  4. Alto desempleo estructural o subempleo + profunda inestabilidad social
  5. Incidente masivo de fraude/robo de datos + ciberataques a gran escala
  6. Fracaso de la gobernanza regional o global + conflicto interestatal con consecuencias regionales

 Las 5 principales tendencias

  1. El cambio climático
  2. Aumento de la ciberdependencia
  3. Aumento de la polarización de las sociedades
  4. Aumento de la disparidad de ingresos y riqueza
  5. Aumento del sentimiento nacional
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO