COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sólo unos años atrás, los puestos de trabajo para los jóvenes chinos más codiciosos se encontraban en la administración pública, las empresas estatales y las grandes firmas de tecnología como IBM, Tencent y Alibaba. Las startups no tenían un futuro provisor y tampoco un buen sueldo.

Ahora, al igual que en los EE.UU., las startups de tecnología son los mejores lugares para trabajar para los jóvenes en China. Y tienen un defensor como pocos: el gobierno.

El gobierno chino se ha centrado tradicionalmente en grandes proyectos de infraestructura como el tren de alta velocidad, carreteras nacionales y las grandes empresas de propiedad estatal que harían grandes explosiones para la economía.

En esta nueva etapa de la desaceleración del crecimiento, es necesario encontrar un punto que resplandezca en la economía y que cree oportunidades de empleo y una sensación de movilidad social. En este contexto es que aparecen en escena las tech-startup de Internet y del ecosistema móvil de rápido crecimiento.

Según un análisis de Wall Street Journal, el gobierno central anunció un fondo para startups de US$ 6.5 mil millones a principios de este año. En marzo anunciaron que a finales de 2014 había más de 1.600 incubadoras de alta tecnología en China, con proyectos de inicio de 80.000 más que emplean a 1,75 millones de personas. El gobierno aprobó la creación de 115 parques de alta tecnología en todo el país, con más de medio millón de empresas registradas.

En el pasado, las iniciativas gubernamentales similares han tenido resultados mixtos. Las enormes inversiones en el transporte proporcionaron una columna vertebral para el despegue económico del país. Pero otras iniciativas dieron lugar a ciudades donde pocas personas se movían, así como a fábricas abandonadas u otros proyectos que han creado un exceso de capacidad.

Muchas personas temen que los problemas de exceso de capacidad se extenderán a los espacios de incubación. Los esfuerzos de Pekín buscan crear oportunidades de empleo, el sentido de la movilidad social. Sin embargo, algunos capitalistas de riesgo que han cosechado enormes beneficios en la floreciente industria de Internet en China son escépticos de esta nueva campaña y sostienen que China debe mirar hacia la modernización industrial para el crecimiento sostenible, en lugar de la Internet y los mercados de capitales. Habrá que ver si la visión que sostiene el estado de apoyar a las startups como lo está haciendo tiene realmente los frutos esperados o si será excesivo su apoyo como sostienen algunos sectores privados.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO